¿Por qué las cebras tienen rayas y para qué sirven? Científicos creen haber resuelto el misterio

Científicos en el Reino Unido, como parte de una investigación sobre la función de las rayas de las cebras, hicieron experimentos con estos animales y caballos. Estos son los resultados.

Cebra | Fuente: Getty

(Agencia N+1 / Adrián Díaz). ¿Por qué las cebras tienen rayas? ¿Cuál podría haber sido el motor evolutivo para que estos animales conservaran estos patrones? Durante mucho tiempo los científicos han intentado dar respuesta a estas interrogantes. Ahora, el misterio parece haber sido resuelto: las rayas servirían para confundir a las moscas. Los detalles fueron publicados en Plos One.

Para llegar a la respuesta, los investigadores de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol (UoB) de Inglaterra involucraron caballos, cebras, caballos vestidos de cebras y moscas de la familia Tabanidae conocidos comúnmente como tábanos que suelen alimentarse de estos mamíferos. El estudio no solo respalda algunas investigaciones anteriores que sugieren que las rayas actúan como elemento disuasorio de insectos, sino que también intenta explicar por qué.

¿Qué descubrieron?

El equipo se percató que, a cierta distancia, las rayas no parecen hacer ninguna diferencia: las moscas rodean a caballos y cebras por igual. Sin embargo, cuando estos insectos intentaban pararse sobre las cebras, los problemas aparecían. "Vimos que estas moscas venían bastante rápido y casi girando o incluso a veces chocando con la cebra, en lugar de hacer un vuelo agradable y controlado", declaró el Dr. Martin How, coautor de la investigación de la UoB.

Por otro lado, el profesor Tim Caro, investigador honorario de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UoB, agregó que las cebras experimentaron mucho menos aterrizajes exitosos en comparación con los caballos. How, quien también es investigador de la Royal Society University en la Facultad de Ciencias Biológicas, dijo que la capacidad reducida para aterrizar en el pelaje de las cebras puede deberse a que las rayas interrumpen el sistema visual de las moscas cuando están muy cerca.

"Las rayas pueden deslumbrar a las moscas de alguna manera una vez que estén lo suficientemente cerca para verlas con sus ojos de baja resolución", agregó. Todo parece indicar que la razón por la cual las cebras tuvieron que desarrollar unas rayas es para evitar que estos insectos se paren sobre ellos a alimentarse.

Un caballo vestido como cebra. | Fuente: Facultad de Ciencias Biológicas / Universidad de Bristol

¿Y si no eran las rayas?

Para comprobar que el efecto en las moscas no era causado por algún olor u otro factor diferente a las rayas, el equipo colocó trajes de cebra a unos siete caballos. Con esto, el equipo se dio cuenta que no hubo ninguna diferencia en el aterrizaje de las moscas en las cabezas y otras partes expuestas de los caballos; sin embargo, se pararon con mucha menor frecuencia sobre el traje de blanco y negro.

"Desde distancias de más de dos metros, una cebra se vería como un caballo gris; no podrán ver las rayas en absoluto", expresó How. Además, añadió que la “revelación repentina” era la clave para que los insectos terminen desviándose y afectando su capacidad de aterrizar.

¿De qué manera les ayuda?

Todo parece indicar que la razón por la cual las cebras tuvieron que desarrollar unas rayas es para evitar que estos insectos se paren sobre ellos a alimentarse. En África, estas moscas, a menudo, son portadoras de enfermedades peligrosas como la tripanosomiasis y la enfermedad del caballo africano. How agregó que las cebras, hablando de manera evolutiva, se han desarrollado en lugares donde las moscas tienen enfermedades muy desagradables, por lo que las consecuencias de una mordida podrían ser mortales.

El doctor agregó además que esta podría no ser la única explicación. Anteriormente se ha sugerido que las rayas podrían ofrecer camuflaje, termorregulación o cumplir alguna función social. Otras posibles funciones, como por ejemplo que las rayas podrían proteger del calor a las cebras, ya fueron descartadas hace meses por biólogos de la Universidad de Lund.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

¿Qué opinas?