Foto: archivo EFE

 

Las autoridades de la provincia de mayoría suní de Al Anbar, en el oeste de Irak, han prohibido el tráfico rodado durante la noche en Ramadi, la capital, después de que líderes tribales amenazaran con atacar edificios gubernamentales, informaron hoy fuentes policiales.

La medida, que fue tomada anoche, se debió, según las fuentes, a la amenaza del comandante del Consejo de Salvación de la provincia, el suní Ahmed Abu Risha, de usar las armas si en las recientes elecciones provinciales ganaba el también suní Partido Islámico de Irak (PII), liderado por el vicepresidente Tarek Al Hachemi.

El toque de queda impuesto a los vehículos tendrá lugar desde "las 21:00 horas local (18.00 GMT) hasta las 05:00 horas local (02.00 GMT) desde hoy hasta nueva orden", añadieron las fuentes.

Esta prohibición fue decidida durante una reunión de los comandantes de las fuerzas de seguridad, incluyendo el Ejército, la Policía y los servicios de inteligencia.

Los Consejos de Salvación nacieron en octubre de 2006 en la provincia de Al Anbar, para después extenderse a otras zonas, y luchan junto al Gobierno contra Al Qaeda y grupos afines.

Los líderes tribales que encabezan estas agrupaciones, cuyo apoyo se ha visto reforzado gracias a su lucha contra Al Qaeda, concurrieron a los comicios provinciales del pasado sábado como alternativa a los partidos tradicionales suníes como el PII.

 

EFE