FOTO:EFE

Tres soldados estadounidenses murieron y uno resultó herido en Irak, luego que en el Centro de Formación Ghazlani, al sur de Mosul, un recluta iraquí abriera fuego contra sus entrenadores, informó The New York Times.

El ejercicio estaba destinado a ser llevado a cabo sin munición, dijo un oficial del ejército iraquí, que habló anónimamente. Señaló que los soldados iraquíes habían robado municiones de guerra para rifle AK-47.

El estudiante iraquí fue asesinado y el militar herido fue evacuado a la Base Común de Balad, según el ejército de Estados Unidos.

El ejercicio fue diseñado para proporcionar a los iraquíes instrucciones en la realización de allanamientos, buscar en edificios y hacer arrestos.

El ejército estadounidense no dio más detalles porque no han notificado aún a los a los familiares de los soldados muertos. Una investigación ya está en marcha, según un comunicado de los militares, publicado por The New York Times.