Nord Stream
Una cuarta fuga fue detectada en los gasoductos Nord Stream que conectan Rusia con Alemania a través de mar Báltico. | Fuente: AFP

El Gobierno ruso dijo que sospecha "la implicación" de un Estado extranjero en las cuatro fugas detectadas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 en el mar Báltico, sin mencionar un país en particular.

"Es muy difícil imaginar que un acto terrorista de este tipo pueda ocurrir sin la participación de un Estado", dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, llamando de nuevo a "una investigación urgente".

"Se trata de una situación extremadamente peligrosa", repitió Peskov, después de que Rusia abriera el miércoles una investigación por "acto de terrorismo internacional".

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de llevar a cabo una investigación internacional con la participación de otros países, el portavoz del Kremlin dijo que "se plantean muchas preguntas" debido a la "falta de comunicación y la reticencia de muchos países a contactar" a Rusia, debido a la ofensiva en Ucrania.

Una cuarta fuga

El jueves por la mañana se detectó una cuarta fuga en el Mar Báltico en el gasoducto Nord Stream 2, tras el descubrimiento de otras tres a principios de esta semana.

Por su parte, la OTAN denuncia actos de sabotaje "deliberados, desconsiderados e irresponsables".

Rusia, sospechoso de haberlos perpetrado, contraatacó el miércoles, señalando a Estados Unidos y consiguiendo una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el viernes.

Washington denuncia a cambio una nueva operación de "desinformación" de Moscú.

Se espera que el gas siga saliendo a la atmósfera durante varios días hasta que los dos gasoductos, Nord Stream 1 y 2, se vacíen.

(AFP)