Líderes demócratas y republicanos del Senado de EE.UU. alcanzaron hoy un acuerdo tentativo sobre 780.000 millones de dólares para el plan de estímulo económico, informaron varias cadenas de televisión.

 

El acuerdo fue alcanzado tras una semana de intensas negociaciones sobre cómo reducir el gasto fiscal del plan de estímulo, lo que allana el camino para su votación definitiva.

 

Pese a ello, el senador demócrata Charles Schumer consideró que el plan de estímulo no cuenta con los 60 votos mínimos necesarios para ser aprobado en el pleno de la cámara alta, tan pronto como este viernes en la noche.

 

La senadora republicana Susan Collins, que ayudó a negociar el acuerdo, tampoco tiene esperanzas de que se apruebe.

 

En todo caso, la versión que salga del Senado tendrá que ser armonizada con la de 819.000 millones de dólares que aprobó la Cámara de Representantes la semana pasada.

 

Antes de pactar el acuerdo, la versión del Senado había superado los 900.000 millones de dólares.

 

Sin embargo, un grupo de 20 senadores republicanos y demócratas, de corte moderado en lo que se refiere a materia fiscal, continuó presionando por cambios drásticos en el plan, a través de una reducción del componente fiscal del proyecto.

 

El plan de estímulo prevé crear o preservar entre tres y cuatro millones de empleos en los próximos dos años, a través de recortes tributarios para las familias y negocios, y fuertes inversiones sociales y en la infraestructura nacional.

 

El Congreso busca aprobar el proyecto de reactivación económica, que figura como la principal prioridad legislativa de la Casa Blanca, en unos momentos en que la crisis económica causa despidos masivos en casi todas las industrias.

 

EFE