Strauss-Kahn llega al juzgado para pedir la libertad bajo fianza

Strauss-Kahn pedirá cumplir arresto domiciliario bajo estrictas medidas de seguridad, como llevar un brazalete electrónico que controle sus movimientos en todo momento.
Foto: Referencial

El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, está ya en el juzgado de Nueva York donde hoy su defensa pedirá que sea puesto en libertad bajo una fianza de un millón de dólares.

Los abogados de Strauss-Kahn, acusado de un presunto delito de abuso sexual e intento de violación, realizarán hoy la petición de fianza tras proponer que su cliente cumpla una orden de arresto domiciliario bajo estrictas medidas de seguridad, como llevar un brazalete electrónico que controle sus movimientos en todo momento.

El político y economista francés, detenido el pasado sábado en el aeropuerto neoyorquino John F. Kennedy cuando estaba a bordo de un avión que debía partir a Europa, acordó, asimismo, entregar su pasaporte y sus documentos de viaje de Naciones Unidas para que las autoridades se aseguren de que no puede abandonar el país.

La petición de la defensa para lograr su salida en libertad bajo fianza incluye numerosos aspectos que no se contemplaron el lunes, cuando una jueza neoyorquina negó esa posibilidad después de que le presentaran cargos por siete delitos por abuso sexual e intento de violación de una empleada de la limpieza del hotel neoyorquino donde se hospedaba la pasada semana.

Por esos delitos, el político francés, que se postulaba como candidato socialista a las próximas elecciones presidenciales francesas, podría ser condenado en Nueva York a varios años de cárcel, ya que esos delitos implican penas que van de 3 a 25 años de prisión según su importancia.

La cadena CNN informó que esta nueva petición se produce después de que los abogados de Strauss-Kahn trabajaran durante horas para alcanzar un acuerdo con las autoridades para que el político salga de la prisión de Rikers Island, donde se encuentra recluido desde el lunes, "lo antes posible".

En los documentos judiciales en los que la defensa pidió la vista de este jueves, los abogados de Strauss-Kahn definen a su cliente como un "marido y padre cariñoso, y un diplomático, abogado, político, economista y profesor altamente respetado internacionalmente y sin un historial delictivo previo".

Strauss-Kahn dimitió el miércoles como director gerente del FMI mediante una carta dirigida a la junta directiva del organismo, en la que negó "con la más absoluta firmeza todas las acusaciones" que se han realizado contra él, según el texto de la misiva difundido en la noche de ayer.

Strauss-Kahn, según la nota, tomó esa decisión "con infinita tristeza" y pensando, en primer lugar, en su esposa, -"a la que quiero más que a nada", dice- sus hijos, su familia y sus amigos.

Recuerda también a sus colegas del FMI: "Hemos conseguido grandes cosas en los últimos tres años y pico", aseguró, al tiempo que indicó que tomaba esa decisión porque quiere proteger al Fondo "al que ha servido con honor y devoción" y "especialmente, porque quiero dedicar toda mi fuerza, mi tiempo y energía en probar mi inocencia".

Jeffrey Shapiro, el abogado de la supuesta víctima del político francés -una inmigrante africana de origen guineano de 32 años, musulmana, viuda y madre de una adolescente-, aseguró el jueves que "la idea de que este hombre esté en la calle" provoca "una profunda preocupación" a su clienta. EFE