Texas programa 6 ejecuciones en primer trimestre 2010

El Departamento de Justicia Penal tiene planificadas entre el 7 de enero y el 31 de marzo de 2010 seis ejecuciones, entre ellas el hispano Michael Sigala.
Foto EFE
El estado de Texas (EE.UU.), que este año ejecutó a 24 presos, tiene programadas para el primer trimestre de 2010 seis ejecuciones de reos condenados a la pena capital, entre los que se encuentra un hispano.

El Departamento de Justicia Penal de Texas (TDCJ) tiene planificadas entre el 7 de enero y el 31 de marzo de 2010 seis ejecuciones, entre ellas el hispano Michael Sigala, de 32 años, para el 2 de marzo.

Sigala, nacido en Texas y de origen mexicano, fue sentenciado a muerte en 2001 en el condado de Collin por la violación de una mujer de 25 años a la que posteriormente asesinó junto a su pareja en el domicilio de las víctimas.

En todo EE.UU. hay programadas 14 ejecuciones en estados como Carolina del Sur, Ohio, Oklahoma y Tennessee, comenzando el 7 de enero próximo, día en el que se tienen previstas una en Texas, una en Ohio y otra más en California.

De acuerdo con la portavoz de TDCJ, Michelle Lyons, las ejecuciones programadas pueden suspenderse cuando haya apelaciones en los tribunales o ante la Junta de Perdones, lo que puede ocurrir incluso segundos antes de iniciar la ejecución.

Los datos del TDCJ indican que en 2009 fueron ejecutados 24 hombres, de los cuales siete eran hispanos, incluido el cubano Yosvanis Valle, ejecutado el 10 de noviembre tras ser condenado a la penal capital por robo y asesinato.

También fue ejecutado el 29 de enero Ricardo Ortiz, originario de El Paso, por el asesinato de un reo en prisión al que le inyectó una dosis letal de heroína.

Según el Centro de Información de Pena de Muerte, en Estados Unidos se registraron en 2009 un total de 52 ejecuciones, 24 en Texas y el resto en los estados de Alabama, Virginia, Oklahoma, Ohio, Georgia, Florida, Carolina del Sur y Tennessee.

La misma fuente indicó que 51 reos fueron ejecutados por medio de la inyección letal y Larry Hill Elliot, de 60 años, fue ejecutado en la silla eléctrica en Virginia en noviembre.

El estado de Virginia, al igual que Florida, Alabama, Arkansas, Carolina del Sur, cuenta con la silla eléctrica como alternativa a la inyección letal, en tanto que en otros como California y Misuri el reo puede elegir entre la inyección o la cámara de gas.

De acuerdo con la Asociación Nacional por el Avance de la Gente de Color (NAACP) los estados con mayor número de reos condenados a muerte son California con 690, seguido de Florida con 403 y Texas con 342, Pensilvania con 225, Alabama con 200, Ohio con 176, Carolina del Norte con 169, Arizona con 129, y Georgia con 108.

Sin embargo el estado con mayor número de ejecuciones es Texas con 447 desde 1976 hasta la fecha, seguido por Virginia con 105, Oklahoma 91, Florida 68, Misuri 67, Georgia con 46, Carolina del Norte con 43, Carolina del Sur con 42, Ohio con 33, Luisiana y Arkansas con 27.

California, el estado con mayor número de reos condenados a muerte, ha ejecutado a 13 personas desde 1976 hasta ahora.

De los presos de origen hispano en el corredor de la muerte en Estados Unidos, 55 son mexicanos, siete cubanos, ocho salvadoreños, cuatro colombianos y un español. EFE