Foto: Efe / Referencial
Una tormenta de polvo cubre desde ayer gran parte de Nigeria, lo que ha obligado la suspensión de numerosos vuelos y hace temer problemas de salud, en un momento en que el país había dado por finalizada la temporada seca tras comenzar las lluvias, indicaron a Efe diversos expertos.

La fuerte tormenta de polvo, que se espera que dure varios días más, hubiese sido un fenómeno común en la temporada del "harmattan", asociada en Nigeria con los meses de enero y febrero, cuando los vientos alisios que soplan en el norte del país causan nieblas y arrastras arena del desierto del Sahara que queda en suspensión.

Esta tormenta es un "síntoma del cambio climático" que afecta al mundo, según dijo a Efe Olukayode Oyesiku, profesor de geografía y planificación urbana de la Universidad de Tai Solarin, del suroeste de Nigeria.

"El harmattan, que supuestamente iba a venir en enero y febrero, no llegó. Ahora, el calor intenso ha generado una gran cantidad de polvo y el vapor de agua que hay en esta época se ha juntado con el polvo, lo que ha creado una nube que hace difícil la visibilidad", indicó Oyesiku.

Por su parte, Adeleke Adedoyin, profesor y experto en medio ambiente, indicó a Efe que con este tipo de fenómenos "estamos cosechando el fruto de la sobreexplotación de los recursos naturales y la emisión de productos químicos contaminantes".

La asociación de médicos privados de Lagos también ha advertido que esta situación puede facilitar la transmisión de enfermedades como el sarampión o la gripe, además de "afectar a los asmáticos, que pueden sufrir ataques por el polvo", por lo que este tipo de enfermos deben permanecer en lugares cerrados.

Las autoridades nigerianas han advertido a los pilotos que mantengan las máximas precauciones con este tiempo y se han producido numerosas cancelaciones y el retraso de vuelos, sobre todo en el norte del país.

También la Comisión Federal de seguridad vial ha advertido a los conductores del peligro de la escasa visibilidad en las carretera y pedido que limiten sus viajes a los imprescindible.

-EFE