Túnez: Cientos de jóvenes siguen manifestándose contra primer ministro

Además de la salida de Mohamed Ganouchi del gobierno provisional "por ser un símbolo de la época de Ben Alí", piden "Consejo para la Protección de la Revolución".

Al menos doscientos jóvenes de las regiones del sur de Túnez se han incorporado hoy a la "acampada" para la salida del primer ministro, Mohamed Ganuchi, que se inició anoche ante su ministerio en la plaza de la Kasba, según constató hoy EFE.

Unos doscientos jóvenes han llegado desde Sidi Bouzaid, Gafsa, Gabes, Kaserín y otras ciudades para "unirnos a la protesta popular que iniciaron los compañeros de la capital ayer y mañana esperamos nuevos contingentes desde nuestros pueblos", dijo Othmani Ouneis, líder sindicalista de Sidi Bouzaid.

Los mas de 600 jóvenes acampados, además de la salida de Ganouchi del gobierno provisional "por ser un símbolo de la época de Ben Alí", reivindican el reconocimiento oficial del "Consejo para la Protección de la Revolución", que estaría formado por unos 50 partidos y ONG de la sociedad civil.

"Queremos también que el próximo régimen político sea una república parlamentaria y que desaparezcan todos los miembros de la Agrupación Constitucional Democrática, (RCD,) partido del ex presidente Ben Alí de todas los ayuntamientos y administraciones del estado", apostilló.

Ounais añadió que "tenemos miedo de que la revolución pierda sus logros y sea manipulada, ya que observamos que tanto en la televisión nacional como en otros medios se ignora nuestro esfuerzo".

En la plaza de la Kasba, los jóvenes manifestantes corean "Ganuchi fuera, fuera" mientras otros entonan canciones militares tunecinas en homenaje a los miembros de las fuerzas armadas presentes en la plaza.

Un joven de Sidi Buzaid, Anis Harzali, de 23 años, además de participar en la acampada, inició una huelga de hambre hace cuatro días para protestar por lo que él consideró un abuso administrativo de los servicios consulares de la Embajada británica en Túnez.

Harzali, casado con una mujer de nacionalidad inglesa y padre de un hijo de un año y medio de edad, vio rechazada una demanda de visado para regresar a su hogar en Escocia, por lo que él considera "un abuso de poder", que ha denunciado ante un juzgado británico.

Harzali manifestó a EFE que "por respeto a mi hijo y a mi familia no voy a inmolarme a lo bonzo como hizo Mohamed Bouazizi el pasado mes de diciembre en mi pueblo", iniciando la revolución tunecina que provocó la caída del régimen de Ben Alí.

Este joven añadió que mañana será denunciado su caso en la sección tunecina de Amnistia Internacional (AI) y en la Liga Tunecina de Derechos Humanos (LTDH) y que su situación "ha conmovido a los jóvenes manifestantes de la Kasba, que distribuyen la fotografía de los tres miembros de su familia.

EFE