El caso del pequeño Daniel conmocionó a Sudáfrica | Fuente: Twitter @SABreakingNews / sabcnews.com

Un tribunal de Sudáfrica dictó penas de cárcel contra una madre y su expareja por la muerte del conocido como el "pequeño Daniel", un caso que estremeció a este país en 2016 después de que el cadáver del menor, de 3 años, apareciese con quemaduras en el 60 % de su cuerpo. Al hombre, identificado como Timothy Naidoo y declarado culpable de asesinato y de abuso de menores en diciembre pasado, recibió cadena perpetua. La madre recibió una pena de 20 años por dos cargos de abuso de menores.

Las verdadera identidad de la mujer permanece oculta para proteger a sus otros hijos menores de edad. Las sentencias fueron dadas a conocer la semana pasada en una audiencia en Johannesburgo por el juez Collin Matshitse, del Tribunal Superior de la provincia de Gauteng (centro). "Han matado a un niño inocente que los admiraba y buscaba su protección", señaló el magistrado al anunciar las penas, según el portal News24.

El "pequeño Daniel"

El juez consideró que un encarcelamiento breve no sería efectivo para la rehabilitación y se inclinó del lado de la Fiscalía, que había argumentado durante las audiencias que no hay atenuantes para un crimen como el del "pequeño Daniel". El menor murió en junio de 2016 en la residencia de Naidoo, en la localidad de Naturena, en el sur del cinturón metropolitano de Johannesburgo.

El cadáver del bebé tenía quemaduras en el 60 % de su cuerpo provocadas por agua hirviendo, según los medios locales. También presentaba otras lesiones graves, como heridas, moratones en la cara y huesos rotos. Durante el proceso judicial se detallaron las numerosas torturas y abusos que el menor sufrió a manos de Naidoo hasta su muerte. Respecto a la madre, el tribunal consideró que, con "su silencio", permitió los abusos constantes de su entonces pareja sentimental contra Daniel. EFE

¿Qué opinas?