COVID-19 en Argentina
Médicos y enfermeros trabajan en una Unidad de Cuidados Intensivos ayer, en el Hospital de la Provincia de Buenos Aires (Argentina). | Fuente: EFE

Argentina roza las 100 000 muertes por la COVID-19, una cifra que llega en plena segunda ola de la pandemia y mientras avanza la campaña de vacunación, que ya inmunizó a más del 45 % de la población con una dosis y al 11 % con dos.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud, el país suramericano acumula 99 640 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia, después de sumar otros 387 decesos este martes.

Además, en los últimos siete días Argentina se mantuvo como el sexto país del mundo con más muertos por millón de habitantes (8,52), posicionándose como el tercero de América Latina, por detrás de Costa Rica (10,99) y Surinam (11,93), según datos del portal estadístico Our World in Data.

La propagación por todo el país de nuevas variantes, como la C.37 (andina) y la gamma (P.1, Manaos), ha disparado las cifras de fallecimientos en esta segunda ola: en los últimos tres meses, un total de 41.466 personas murieron por covid en Argentina, lo equivalente a unos 455 fallecimientos por día.

"Estas cifras no deberían sorprender. La estrategia de una dosis para todo el mundo no está mal en un escenario de escasez, pero lo cierto es que todavía nos quedan muchas personas de más de 60 años, embarazadas o con cormobilidades que no han alcanzado la segunda dosis", afirma a Efe por teléfono Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología.

Sensible descenso de casos y muertes

En las últimas dos semanas, Argentina consiguió reducir sobre un 20 % el número de nuevos casos y de muertes por COVID-19, en parte por la instauración de nuevas restricciones: de una media de 20.141 positivos a principios de julio, el país ahora está en un promedio de 15.517 contagios por día, mientras que los decesos han pasado de unos 476 diarios a 379 en el mismo período.

En jurisdicciones como la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, las autoridades han aprovechado este descenso para flexibilizar actividades hasta ahora suspendidas, además de permitir la apertura de 15 estaciones de 'subte' (metro) y el regreso de los eventos culturales al aire libre con un máximo de 1 000 personas a partir de agosto.

Asimismo, casi todas las provincias han habilitado el turismo invernal y varias de ellas, como la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y la propia capital, no exigen un PCR negativo de COVID-19 para ingresar en su territorio.

COVID-19 en Argentina
Médicos y enfermeros trabajan en una Unidad de Cuidados Intensivos ayer, en el Hospital de la Provincia de Buenos Aires (Argentina). | Fuente: EFE

Sin embargo, los expertos alertan que las cifras de contagios continúan siendo muy elevadas, lo que podría favorecer la aparición de nuevas variantes.

"Mientras tengamos tanta circulación comunitaria del virus, vamos a tener invariablemente aparición de nuevas variantes, las conocidas o nuevas", asevera Elena Obieta, quien lamenta episodios de "indisciplina" colectiva como los recientes festejos por la Copa América.

Temor por la variante delta

En este contexto, las autoridades sanitarias están preocupadas por la variante delta: hasta el momento, el Ministerio de Salud reportó 15 casos positivos, todos ellos relacionados con viajeros procedentes del exterior.

Aunque por el momento no hay transmisión comunitaria de esta variante, detectada en India en octubre de 2020, Argentina ha endurecido los controles a los pasajeros internacionales, con la Dirección Nacional de Migraciones y las provincias trabajando de forma conjunta para supervisar el cumplimiento del aislamiento obligatorio.

En ese sentido, las autoridades realizaron hasta ahora un total de 747 inspecciones y certificaron que un 38 % de los viajeros (287) no cumplía con la cuarentena, de forma que fueron denunciados ante la Justicia.

Junto con estos mayores controles, Obieta sugiere "aumentar el testeo, mejorar la calidad del rastreo y, en simultáneo, acelerar el ritmo de vacunación".

Más de 20 millones de personas vacunadas

Gracias a la llegada de nuevos lotes de Sputnik V, AstraZeneca y Sinopharm, la campaña de vacunación contra la COVID-19 ha cobrado impulso en Argentina: 20.605.189 personas ya recibieron al menos una dosis de la vacuna y otras 5.113.342 cuentan con la pauta completa de vacunación.

En ese sentido, el país suramericano recibió un total de 31.255.730 dosis, la mayoría de ellas correspondientes a Sputnik V (11.868.830), seguida de AstraZeneca (10.314.900, sumando las del mecanismo Covax y las Covishield) y Sinopharm (9.072.000).

El Ejecutivo argentino también suscribió este domingo un contrato con el laboratorio estadounidense Moderna para el suministro de 20 millones de dosis de su vacuna contra la COVID-19, que llegarán al país a partir del primer trimestre de 2022.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST


"Espacio Vital": El doctor Ricardo Soto Rifo, PH.D, profesor adjunto del programa de virología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, señaló que la variante Gama y Lambda (C37), son las dos que circulan en gran mayoría en Chile. Respecto al estudio, precisó que se hizo para saber cómo se iba a comportar los cuerpos neutralizantes generados por la vacuna Coronavac frente a las variantes Alfa, Gamma y Lambda y porque habían visto que la Lambda tenía un patrón de mutaciones diferentes a las otras variantes.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.