Arabia Saudita
Arabia Saudita es uno de los países que más aplica la pena de muerte en el mundo. | Fuente: AFP

Las autoridades de Arabia Saudita ejecutaron este sábado a tres personas condenadas a pena de muerte por "actos de terrorismo", en un contexto en el que organizaciones internacionales han denunciado una "escalada" de esta práctica en lo que va de año.

El Ministerio de Interior anunció en tres comunicados distintos de las ejecuciones de dos ciudadanos saudíes, condenados por su afiliación a "células terroristas", y de un yemení al que vincularon con los rebeldes hutíes del Yemen, contra los que Arabia Saudita interviene en la guerra en ese país desde 2015.

El primer ejecutado fue identificado como Mohamed bin Jader, un ciudadano saudí que "participó en una célula terrorista" no mencionada en el este de Arabia Saudita y que "convirtió su casa en un almacén de armas y explosivos" para suministrarlas al grupo, según la nota, que no especificó cuándo fue arrestado.

El otro ciudadano saudí, Hussein bin Ali, "participó con varios terroristas en el asesinato de un guardia de seguridad, al que dispararon cuando estaba de servicio", según el segundo comunicado de Interior, que tampoco detalló en qué momento se produjeron los hechos.

El último de los ejecutados fue Mohamed Abdulbastet, un ciudadano yemení acusado por "unirse al grupo terrorista hutí y recibir entrenamiento para el uso de armas y explosivos", según otra nota.

De acuerdo con Interior, Abdulbastet "ingresó ilegalmente" a Arabia Saudita "para llevar a cabo crímenes terroristas" y para "espiar" para los hutíes, a los que presuntamente brindó información sobre ubicaciones sensibles dentro del país, así como ayuda para transportar armamento.

Condenados a muerte

El pasado marzo, Arabia Saudita realizó otras tres ejecuciones de condenados a muerte, todos ellos eran saudíes y habían sido condenados por asesinatos llevados a cabo en su entorno familiar.

Estas se produjeron unos días después de que las autoridades del reino ultraconservador anunciaran que habían ejecutado a 81 personas en un mismo día, algo que fue condenado por varias organizaciones internacionales, que aseguran que Arabia Saudita ha aplicado la pena de muerte este año contra casi 100 personas.

Arabia Saudita es uno de los países que más aplica la pena de muerte en el mundo, según organizaciones de derechos humanos, que han denunciado una escalada de las ejecuciones, que se llevan a cabo por decapitación con sable, en este reino que basa su sistema de justicia en una estricta interpretación de la ley islámica. (EFE)

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: