China anuncia medidas de estímulo económico para hacer frente a la guerra comercial de EE.UU.

China reconoció que los aranceles que impuso el presidente de Estados Unidos contra sus productos tendrán un impacto en el crecimiento de la economía del gigante asiático.

El presidente chino, Xi Jinping, ofrece una rueda de prensa en Sudáfrica. | Fuente: Foto: EFE

China aplicará una serie de medidas de estímulo económico para hacer frente a la guerra comercial declarada por Donald Trump, dejando de momento de lado la lucha contra el endeudamiento y los riesgos financieros que amenazan a la segunda economía mundial.

La semana pasada el gobierno de Pekín reconoció finalmente que los aranceles prohibitivos que impuso el presidente de Estados Unidos tendrán un impacto en el crecimiento de la economía china, que en el último trimestre se desaceleró ligeramente, hasta 6,7%.

Antes esas "incertidumbres externas", el gobierno chino se reunió el lunes bajo la coordinación del primer ministro Li Keqiang para adoptar una serie de medidas fiscales y financieras para estimular la demanda interna.

Este cambio de rumbo fue bien acogido el martes por las bolsas de Hong Kong (+1,44%), Shangái (+1,61%) y Shenzhen (+1,51%).

El dilema del gigante asiático

El gobierno anunció una política fiscal "más activa" y autorizará a más empresas a deducir de sus impuestos las inversiones en investigación y desarrollo, indicó un comunicado publicado el lunes.

China también acelerará su ritmo de emisión de las llamadas obligaciones especiales para financiar proyectos de infraestructuras en las administraciones locales por un valor total de 1,35 billones de yuanes este año.

Además "intensificará sus esfuerzos" para conceder anualmente créditos por valor de 140,000 millones de yuanes (17,000 millones de euros) a 150,000 pequeñas empresas. También se favorecerán las inversiones privadas en sectores como los transportes, las telecomunicaciones, el petróleo y el gas.

"El gobierno chino dice claramente que está dispuesto a defender el crecimiento", indicaron los economistas del banco ANZ.

Sin embargo, China sigue en el mismo dilema, entre apoyar la economía a riesgo de endeudarse todavía más o bien reducir el endeudamiento, con el riesgo de que eso frene el crecimiento.

AFP

¿Qué opinas?