CHILE-POPE-VISIT
El papa Francisco participó en una misa en Temuco. | Fuente: AFP

El papa Francisco instó este miércoles desde Temuco, en la región de la Araucania, cuna de origen los mapuches, la defensa de todas las culturas indígenas, pero también se mostró en contra del uso de la violencia en la lucha por el reconocimiento.

 "La defensa de la cultura del reconocimiento mutuo no puede construirse en base a la violencia y destrucción que termina cobrándose vidas humanas. No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro", fue el mensaje que lanzó en un momento de nuevos brotes violentos por las reivindicaciones de los mapuches. 

Reinvindación mapuche

El sumo pontífice comenzó su homilía en el aeródromo de Maquehue hablando en mapudungun, la lengua de este pueblo originario: "Mari, Mari" (Buenos días) y continuó "Küme tünngün ta niemün" (La paz esté con ustedes). Ante decenas de miles de personas, alabó la belleza de la Araucanía y saludó "de manera especial a los miembros del pueblo mapuche". 

Francisco utilizó un verso de Violeta Parra para resaltar que la Araucanía, la región más pobre de Chile, está también llena de pena y dolor: "Arauco tiene una pena que no la puedo callar, son injusticias de siglos que todos ven aplicar".  

Fin a la violencia

El papa escogió visitar Temuco para tomar contacto directo con indígenas mapuches. La etnia más importante de Chile ha denunciado discriminación, abusos y reclama la restitución de territorios ancestrales que actualmente están en manos privadas.

La unidad, "si quiere construirse desde el reconocimiento y la solidaridad, no puede aceptar cualquier medio para lograr este fin", porque la violencia, "más que impulsar los procesos de unidad y reconciliación, terminan amenazándolos", sostuvo el pontífice.

Sepa más: