La primavera se abre paso en China y las flores son las primeras en anunciar su llegada. En provincias como Guizhou, al suroeste, los cerezos en flor se confunden en un océano rosado que se extiende a lo largo de laderas y montañas. En tanto, en la ciudad de Anshun, se puede observar desde el cielo extensas áreas con diversos diseños y figuras de rostros, según ABC de España.

Las flores de cerezo atraen a un gran número de turistas en la temporada de floración de enero a marzo cada año. Los campos se han teñido de blanco, rosa y amarillo en un espectáculo único.

También al norte de China, en Jishan, el blanco y el rosa de los albaricoques en flor invitan a la admiración de personas alrededor del mundo.

Campos al sur de China se tiñen de rosa, amarillo y blanco entre enero y marzo. | Fuente: RPP
Sepa más: