Por primera vez, un drone transportó con éxito un órgano humano para trasplante

La beneficiada fue una paciente de 44 años del estado de Maryland (Estados Unidos) quien pasó ocho años esperando por el trasplante de riñón mientras seguía un tratamiento con diálisis.

Investigadores de la Universidad de Maryland junto al drone destinado a transportar órganos humanos. | Fuente: Universidad de Maryland/N+1

Algunos países del mundo ya usan drones para transportar paquetes e incluso comida. Entonces ¿por qué no transportamos órganos humanos? La Universidad de Maryland (Estados Unidos) decidió resolver esta pregunta y esta última semana marcó un hito histórico al lograr entregar con éxito un riñón utilizando un drone.

Los responsables de la tecnología para hacer esto posible forman parte de la Escuela de Medicina e Ingenieria de la mencionada universidad. De esa manera, un drone de 22 kilogramos, el LG-1.000, se convirtió en el primer drone en la historia en entregar órganos humanos para transplante.

"La gente nos preguntó hace tres años cómo íbamos a hacer que esto suceda", dijo Joseph Scalea, director de trasplante de páncreas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland. “Aquí está, lo hemos hecho. Llevamos el órgano por drone y lo colocamos en una persona, y está funcionando maravillosamente ".

Según Scalea, la importancia de este logro radica en que ahora se tiene un medio mucho más eficiente para transportar tanto riñones como hígados y otros órganos que pueden deteriorarse rápidamente. "Esta nueva tecnología tiene el potencial de ayudar a ampliar el grupo de órganos del donante y el acceso al trasplante".

Ocho años esperando

El órgano fue entregado a una paciente de la ciudad de Maryland de 44 años de edad que pasó ocho años en diálisis antes de este trasplante. "Todo esto es increíble", dijo la mujer. "Hace años, esto no era algo en lo que pudieras pensar".

Pero antes de llegar a la mujer, el riñón debió viajar por más de cuatro kilómetros en 10 minutos, desde el Hospital St. Agnes, en la ciudad de Baltimore, hasta el Centro Médico de Maryland en la madrugada del 19 de abril. Si se hubiese llevado por auto, la entrega hubiese demorado hasta en 20 minutos. Cada segundo es importante cuando se trata de órganos que pueden descomponerse rápidamente.

"Creo que para avanzar, necesitaremos drones más grandes y más rápidos", dijo Scalea. “Vamos a necesitar socios estratégicos que quieran ayudarnos a hacer esta realidad. Creo que si hacemos esto bien y lo hacemos de manera inteligente, podemos salvar vidas”.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

¿Qué opinas?