Conflicto Ucrania-Rusia
Militares ucranianos, a través de la ventana de un edificio, tras un bombardeo una zona residencial en Kiev. | Fuente: AFP

Estados Unidos anunció este martes la creación de un "observatorio de conflictos", inicialmente dotado con seis millones de dólares, para "recolectar, analizar y compartir ampliamente evidencia de crímenes de guerra" que atribuye a Rusia en su invasión de la vecina Ucrania.

Esta nueva iniciativa, bautizada Conflict Watch, tiene como objetivo, en particular, "preservar la información" pública o los datos de los satélites comerciales de acuerdo con los "estándares internacionales", para que puedan alimentar cualquier procedimiento destinado a responsabilizar a los responsables de "atrocidades", dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

"Una plataforma en línea compartirá la documentación de Conflict Watch con el público para ayudar a refutar los esfuerzos de desinformación de Rusia", agregó la secretaría responsable de la diplomacia estadounidense.

"Criminal de guerra"

Estados Unidos acusó formalmente a Rusia de crímenes de guerra en Ucrania, en particular contra civiles, y se comprometió a trabajar para responsabilizar a sus autores y patrocinadores.

En abril el presidente estadounidense, Joe Biden, calificó personalmente a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de "criminal de guerra" y "carnicero", y fue más allá que su propio gobierno al considerar que Moscú estaba perpetrando un "genocidio" en Ucrania tras las denuncias de matanzas generalizadas de civiles en la ciudad de Bucha.

La difusión de fotos de numerosos cuerpos de ucranianos tirados en las calles de Bucha y arrojados a fosas comunes circularon por todo el mundo, algunos con sus manos atadas atrás, provocó una ola de indignación internacional aunque Moscú lo calificó de farsa y estratagema ucraniana para dañar la imagen rusa y promover acciones en su contra.

(Con información de AFP)

NUESTROS PODCAST

 

"Espacio Vital": La hepatitis es la inflamación del hígado y no solo los virus pueden causarla, sino también la ingesta de alcohol o algunas medicamentos, así lo explicó el doctor Carlos Nureña, médico gastroenterólogo del hospital nacional "dos de mayo". Señaló que la hepatitis A, presenta malestar general, cefalea, y la persona suele se pone amarilla. El virus entra por la boca. La hepatitis B, puede quedarse de manera crónica y hasta puede llevar a la cirrosis o un cáncer de hígado. La hepatitis C, entre el 60% o 70 % se vuelve crónica y el 30% se vuelve cáncer, pero es mucho más difícil el virus crónico de la hepatitis B. El médico advirtió que todas las hepatitis pueden tener la presentación fulminante, es decir que le afecta tan directamente al hígado que no le permite reaccionar.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.