Todo el equipo de reportaje fue detenido y llevado a la comisaría. Horas más tarde fueron liberados.
Todo el equipo de reportaje fue detenido y llevado a la comisaría. Horas más tarde fueron liberados. | Fuente: CNN

La Policía arrestó la madrugada de este viernes a un equipo de CNN que transmitía en vivo desde la ciudad de Minneapolis sobre disturbios desatados por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano a manos de las fuerzas del orden local.

La cadena publicó imágenes del corresponsal Omar Jimenez hablando tranquilamente con los policías, quienes portaban bastones y cascos antidisturbios, antes de ser esposado y detenido junto a su equipo.

"¿Le importaría decirme por qué estoy arrestado, señor?", se escucha decir al reportero. "¿Por qué estoy arrestado, señor?", repite. Ante la pregunta, no se escuchó ninguna respuesta.

CNN dijo que un productor y un camarógrafo que trabajaban con Jimenez también fueron arrestados. Horas más tarde, el equipo fue liberado. 

Antes de la detención, mientras la policía del estado de Minnesota rodeaba a Jimenez en medio de un despacho televisivo, el periodista habló con los oficiales para decirles que quería cooperar.

"Iremos a donde quieran", dijo Jimenez, quien es también afroamericano. CNN señaló en su cuenta de Twitter que un periodista blanco que también estaba cubriendo en terreno los disturbios no fue arrestado.

Jimenez volvió al aire más tarde, después de que la policía lo liberara. CNN apuntó que el gobernador de Minnesota, Tim Walz, se disculpó con la cadena, que antes había emitido un comunicado condenando el comportamiento policial.

Los periodistas cubrían la tercera noche consecutiva de disturbios provocados por la muerte de George Floyd, ocurrida el lunes poco después de ser arrestado bajo sospecha de usar un billete falsificado.

Un video realizado por un transeúnte muestra a un oficial arrodillado sobre el cuello de Floyd, mientras el hombre permanece inmovilizado en el suelo. En un momento, se escucha al detenido decir que no puede respirar antes de perder el sentido.

AFP