Izquierda: Leila Hernández. Derecha: ciuadanos reunidos en solidaridad con las víctimas del tiroteo del último sábado | Fuente: Composición RPP (Facebook/AFP)

La familia de Leila Hernández, la última en identificar de las siete víctimas mortales del tiroteo ocurrido el último sábado en las localidades de Midland y Odessa, Texas, ha recaudado más de 23.000 dólares desde que creó una página de GoFundMe para gastos médicos y familiares.La adolescente se encontraba con su familia y su hermano Nathan, de 18 años, recogiendo un camión cuando fueron baleados el pasado sábado a la salida de un concesionario de automóviles, dijo su abuela, Nora Leyva.

Hernández murió en el lugar antes de llegar al hospital. La encontraron envuelta en los brazos de su hermano mientras él intentaba protegerla de los disparos. El autor del tiroteo que dejó el sábado siete muertos y 25 heridos en Texas acababa de ser despedido de su trabajo cuando emprendió la matanza, informaron el lunes las autoridades locales, que identificaron a varios hispanos entre las víctimas.

En una conferencia de prensa, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos dio más detalles sobre el autor del tiroteo, Seth Aaron Ator, de 36 años, que falleció al ser abatido por la Policía. Leyva explicó que la madre de Leila Hernández alcanzó a empujar a su hijo de 9 años debajo de un automóvil, mientras Nathan envolvió sus brazos alrededor de Leilah y recibió un disparo en el brazo. Pero una bala alcanzó a Leilah cerca de su clavícula mientras gritaba "ayúdame, ayúdame", detalló la abuela.

Ciuadanos de Odessa, Texas, se reúnen en memoria de las víctimas al día siguiente del tiroteo. | Fuente: AFP

“Nunca hubo un día en que no la vieras feliz”

Quienes conocieron a Leilah dijeron que no podían creer que su vida tan "buena" se hubiera visto truncada de una manera tan horrible. Todavía incrédulos, los compañeros de equipo de baloncesto de la escuela secundaria de la niña recordaron a su amiga como portadora de un espíritu conmovedor que alegraba sus días. "Siempre la vi sonriendo. Nunca hubo un día en que no la vieras feliz, su sonrisa siempre llamó la atención de todos. Todavía no puedo creerlo. Siento que esto es un sueño", dijo Valeria Coy, compañera de equipo de Hernández.

Desde el tiroteo, ha habido una gran cantidad de muestras de apoyo para la familia Hernández por parte de los compañeros de clase de Leilah. Todos prometieron mantener viva su memoria. Igualmente, cientos de personas les han mostrado su apoyo por medio de donaciones y dejando mensajes alentadores. La página de GoFundMe para gastos médicos y familiares ha recaudado hasta este viernes 23.491 dólares y cientos de mensajes alentadores, como el de Mario García, quien escribió al padre de Leilah: "Lamento mucho tu pérdida. Mi más sincero pésame para ti y tu familia. Que Dios guarde a tu hija. Rezaremos por ellos".

Cynthia Treviño dejó por su parte este mensaje: "Mis más sinceras condolencias a su familia. Lo siento mucho, Nathan Hernández, sea fuerte". Mientras, Connie Muhammad escribió: "Que Dios se complazca con nuestra hermana, que acepte su alma en el paraíso y le conceda a su hermano una pronta recuperación. Te amo a ti y a tu familia, sin excepción". EFE

¿Qué opinas?