Travis Kauffman
Travis Kauffman contó a la prensa lo ocurrido el pasado 4 de febrero. | Fuente: AFP

Travis Kauffman, el joven de 31 años que sobrevivió al ataque de un puma mientras realizaba ejercicios en la ciudad de Fort Collins, en Colorado (EE.UU.), contó a la prensa de su país lo vivido la mañana del 4 de febrero.

El hombre dijo que segundos antes del ataque escuchó un susurro entre los pinos que rodeaba el sendero por el que realizaba jogging. Según contó, apenas volteó la mirada para ver qué provocó el sonido, el felino lo atacó.

“Me sentí entregado al ver al puma”, reconoció Kauffman, quien relató que el animal se abalanzó sobre él, lo tumbó, y le mordió los brazos y el cuello. El hombre forcejeó y logró liberarse del embate inicial.

“Mi respuesta de miedo se convirtió en más de una respuesta de lucha”, apuntó, tras contar que poco a poco fue imponiéndose al animal, logró reponerse y sometió al puma. Luego, según contó, logró ponerle el pie en el cuello y ahogarlo hasta matarlo.

Kauffman dijo que tras asegurarse que el animal había muerto, surgió otro temor: la posibilidad que de otro puma se acerque y lo ataque. Fueron, según su relato, minutos eternos hasta que llegó a una zona segura y fue llevado de emergencia al hospital.

El hombre reconoció a los periodistas que no cuenta con conocimientos de artes marciales o algún tipo de lucha. “Mis decisiones fueron bastante instintivas”, comentó.

Finalmente, dijo sentirse muy afortunado de haber sobrevivido a este ataque sin lesiones permanentes. “Debería ir a comprar un montón de boletos de lotería”, bromeó ante la prensa.