Francia
La Policía de París dijo que de las protestas participaron más de 30,000 personas. | Fuente: EFE

La Policía de Francia detuvo este martes a 200 manifestantes que se enfrentaron a ellos tras causar destrozos en tiendas de París, durante la protesta por el Primero de Mayo, convocada por el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT).

Las fuerzas del orden habían reforzado las precauciones y desplegaron a un total de 1,500 policías y militares a lo largo del trayecto inicialmente previsto, de la plaza de Bastilla a la de Italia, que tuvo que ser desviado por los enfrentamientos.

Disturbios y enfrentamientos

A través de Twitter, la Policía informó poco después del inicio de la marcha a las 4 de la tarde (hora local) que detectaron la presencia de unas 1,200 personas enmascaradas y encapuchadas a la altura del Puente Austerlitz.

Integrantes de ese grupo, pertenecientes a los llamados “black blocs”, lanzaron proyectiles contra los agentes, quienes respondieron con gases y cañones de agua. Como resultado un restaurante McDonald’s y un concesionario de autos e inmobiliario urbano resultaron afectados.

Los manifestantes utilizaron bombas molotov y objetos incendiarios para enfrentarse a las autoridades y dañaron también autos y algunas viviendas de la zona.

Pronunciamiento de autoridades y número de manifestantes

Al respecto, el ministro del interior, Gérar Collomb, condenó “con firmeza” la violencia y el vandalismo de este grupo de manifestantes. Además, dijo que puso a disposición todo lo necesario para cesar estos “graves altercados al orden público” a fin de detener a los responsables.

El prefecto de la Policía de París, Michel Delpuech, dijo que la manifestación convocó a 20,000 personas y a otras 14,500 calificadas como “radicales” fuera de este, dentro de las cuales estaban los 1,200 “black blocs”.

La CGT se desmarcó de la violencia registrada y dijo que contabilizaron a 55,000 personas en París, 25,000 menos que en 2017. Además elevaron esa cifra a unas 210,000 en todo Francia.

Sepa más: