Secretaria nazi: “Creía que la gente iba a los campos de concentración a ser reeducada”

Brunhilde Pomsel, de 105 años, fue entrevistada para un documental en el que dice que no se arrepiente de haber trabajado para Joseph Goebbels, el ministro de Propaganda del Partido Nazi.
Brunhilde Pomsel aún cree que los judíos que acudían a las cámaras de gas no sufrían allí ningún daño. | Fuente: Blackbox Film

Brunhilde Pomsel, de 105 años, fue secretaria de Joseph Goebbels, el ministro de Propaganda del Partido Nazi, considerado el artífice de la política de comunicación que llevó a Adolf Hitler al poder.

La polémica. La anciana, quien fue entrevistada para el documental “Ein deutsches Lehen” (“Una vida alemana”), causó polémica al asegurar que ella pensaba que los judíos que desaparecían a diario eran deportados a los Sudetes, la región que Hitler se anexionó antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial y que -según se dijo entre los años 30 y 40- servía de tierra prometida a los miles de hombres, mujeres y niños capturados a diario.

Sus declaraciones. “Lo que sucedía realmente era un secreto, así que nos lo tragamos. (...) Todo el país parecía estar bajo el influjo de un hechizo. Sé que nadie nos cree, se piensa que lo sabíamos, pero no. Todo era un secreto”, comentó Pomsel, quien remató diciendo que no se siente culpable de haber trabajado para Goebbels durante la Segunda Guerra Mundial.

El método nazi. Joseph Goebbels dijo en una ocasión que una “mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. Esta era una de las 11 leyes que ideó para manipular a la sociedad y en las que se basó para esconder las barbaridades del nazismo a una buena parte de la sociedad alemana.

Fiel creyente. Tal parece que esta estrategia surtió efecto, ya que la propia secretaria nazi aún cree que los judíos que acudían a las cámaras de gas no sufrían allí ningún daño.

Fotografía en la que se observa a Adolf Hitler junto a Joseph Goebbels. | Fuente: ABC
Tráiler de la película “Ein deutsches Lehen” (“Una vida alemana”), estrenado el pasado junio en el Festival de Cine de Múnich. | Fuente: Blackbox Film
¿Qué opinas?