Trabajadores de un crematorio en Rio de Janeiro, Brasil, trabajan con equipos de protección ante el coronavirus.
Trabajadores de un crematorio en Rio de Janeiro, Brasil, trabajan con equipos de protección ante el coronavirus. | Fuente: AFP

Brasil superó este viernes a España como quinto país con más muertos por el nuevo coronavirus, con casi 28 mil, y sigue lejos de alcanzar el pico de contagios de una devastadora pandemia que empezó a derrumbar a la principal economía latinoamericana. El balance de este viernes del Ministerio de Salud cifra en 27.878 el total de fallecidos en este país de 210 millones de habitantes, con un incremento de 1.124 en las últimas 24 horas, frente a un total de 27.121 de España, donde la curva de decesos registra un rápido descenso.

Es muy probable que en breve supere también a Francia, que registra 28.714, según el último conteo de la agencia AFP. Brasil sumó además 26.928 casos, un nuevo récord diario, lo cual eleva el total a 465.166. Es el segundo del mundo en número de casos confirmados, aunque lejos de los cerca de dos millones de Estados Unidos, líder también en número de muertos (más de 104 mil  hasta el jueves). El segundo es Reino Unido (38.861) y el tercero es Italia (33.229).

En términos relativos, la cifra de Brasil no parece tan impactante: el coeficiente es de 131,2 muertos por millón de habitantes, frente a más de 300 en Estados Unidos y a 580 en España. Pero la epidemia está lejos de alcanzar su pico -en una fecha que el Ministerio de Salud local dice que "no hay cómo prever" - y, según ciertas estimaciones, los casos de contagio podrían ser hasta 15 veces superiores, dado que en Brasil no se practican test masivos.

Rechazo creciente a Bolsonaro

La pandemia avanza en Brasil en un clima de enfrentamiento entre los gobernadores y alcaldes que aplicaron cuarentenas parciales con el presidente Jair Bolsonaro, que las considera una ruina económica. Varios estados, especialmente los menos afectados del sur y sudeste, empezaron a flexibilizar las medidas de distanciamiento social. En el caso de Sao Paulo, el gobernador Joao Doria prorrogó esta semana la cuarentena hasta al 15 de junio, aunque permitiendo la reapertura gradual de algunas actividades económicas.

Mientras tanto, el escepticismo y la campaña anticuarentena de Jair Bolsonaro, en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la comunidad científica internacional, le está generando un creciente rechazo. Según una encuesta del instituto Datafolha divulgada el viernes, la evaluación negativa sobre la forma en que Bolsonaro está enfrentando la crisis sanitaria subió de 45% en abril a 50% en mayo, en tanto que solamente 27% la aprueba.

(Con información de AFP)