Miles de bolivianos no quieren a la presidenta interina Jeanine Áñez. | Fuente: AFP

La violencia volvió a las calles de Bolivia este miércoles. Manifestantes en apoyo al expresidente Evo Morales se enfrentan con la Policía y las Fuerzas Armadas argumentando que hubo un golpe de estado en contra del exmandatario.

Por su parte, Evo Morales dijo desde México, donde se encuentra en calidad de asilado, que regresaría para "pacificar" su país si los bolivianos se lo piden, tras semanas de protestas violentas que derivaron en su renuncia a la Presidencia el domingo.

En su primera conferencia de prensa desde el exilio, Morales reiteró que con su dimisión buscó detener la violencia que ha sacudido a Bolivia. "Si mi pueblo pide, estamos dispuestos a volver (...) Vamos a volver tarde o temprano (...) mejor lo antes posible para pacificar Bolivia", dijo.

Las principales arterias de las ciudades de La Paz y Cochabamba son un campo de guerra donde manifestantes empuñan la bandera de Bolivia y la Whipala, bandera cuadrangular con los 7 colores del arcoíris que representa a la comunidad aimara.

Un sector del pueblo boliviano pide la reivindicación de las comunidades indígenas del país. Temen que, con la salida de Evo Morales, los opositores de derecha marginen a las comunidades aimaras del país.

El pasado domingo, el opositor Luis Fernando Camacho ingresó a Palacio de Gobierno y sacó la bandera Whipala, para colocar la Biblia encima de la bandera Bolivia y dar un discurso.

“Dios volvió al palacio y 15 min después empezaron las renuncias de todos los delincuentes de este país. A quienes no creyeron en esta mucha, les digo que, ¡Dios existe y ahora va a gobernar Bolivia para todos los bolivianos!”, escribió en Facebook.

Hasta el martes sumaban siete muertos en Bolivia en 23 días de protestas tras las polémicas elecciones en las que Morales resultó reelecto para un cuarto mandado, comicios que fueron tachados de fraudulentos por la oposición y en los que una misión de auditoría de la OEA encontró "irregularidades".

(Con información de AFP y agencias)

Policía y Militares resguardan las calles de La Paz; a pesar de ello, los manifestantes se niegan a retroceder. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: RONALDO SCHEMIDT
¿Qué opinas?