Expresidente de Bolivia, Evo Morales. | Fuente: AFP

El expresidente boliviano Evo Morales dijo este miércoles en México, donde está en calidad de asilado, que regresaría para "pacificar" su país si los bolivianos se lo piden, tras semanas de protestas violentas que llevaron a su dimisión.

"Si mi pueblo pide estamos dispuestos a volver para apaciguar, pero es importante el diálogo nacional", dijo Morales, y añadió: "vamos a volver tarde o temprano. Que mejor lo antes posible para pacificar Bolivia".

En otro momento, el expresidente calificó de "desleales" a los miembros de las Fuerzas Armadas de Bolivia por pedir su renuncia. “No entiendo como los comandantes de las Fuerzas Armadas pudieran tener tanta deslealtad. Con nuestros propios recursos los hemos equipado. Nunca pensé que este equipamiento iba ser contra el pueblo”, dijo.

Desde el Museo de la Ciudad de la capital, Evo Morales defendió su triunfo electoral del 20 de octubre y, sobre todo, fue muy duro con la oposición y la OEA, a quien acusó de permitir lo que califica de "golpe de Estado".

Morales denunció a la Organización de los Estados Americanos (OEA) por estar "al servicio" del "imperio norteamericano" y facilitar la crisis en Bolivia tras denunciar irregularidades en los comicios del 20 de octubre.

"La OEA no está al servicio de los pueblos latinoamericanos y menos de los movimientos sociales, está al servicio del imperio norteamericano", dijo. “La OEA en vez de llamarse Organización de Estados Americanos debería llamarse Organización de Estados del Norte”, agregó.

El exmandatario boliviano se refirió también al incidente que padeció en helicóptero el 4 de noviembre del que salió ileso y pidió una investigación. "Ahora me doy cuenta, y seguramente ustedes se han informado, de que el accidente de helicóptero creo que no era casual", señaló.

(Co información de AFP)


¿Qué opinas?