Los restos mortales de Fidel Castro llegaron por última vez a la ciudad de Santiago de Cuba, su lugar de descanso final, donde el pueblo podrá despedirse del líder en un acto multitudinario esta tarde, antes de la ceremonia de inhumación prevista para el domingo por la mañana.

El cortejo fúnebre, que sigue en sentido inverso el camino de la "Caravana de la Libertad" de 1959, entró a la capital oriental por la localidad de El Cobre, donde se encuentra la imagen de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba y protectora de los luchadores por la independencia en la isla. A ambos lados de la Carretera Central, miles de santiagueros recibieron el cortejo fúnebre con vítores, banderas cubanas y retratos del exmandatario, una escena que repetida durante los cuatro días que ha durado el trayecto por casi toda la isla.

Ciudad histórica. Entre el público también se vieron símbolos del Movimiento 26 de Julio, grupo rebelde comandado por Fidel, que tuvo una fuerte presencia en Santiago durante los tres años que duró la lucha, que terminaría con el triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959. Nombrada "Ciudad Héroe" por el Gobierno, Santiago fue escenario de los enfrentamientos de rebeldes que combatían a Fulgencio Batista y fue uno de los puntos más importantes de apoyo al "Ejército Rebelde" de Fidel, por su cercanía a la Sierra Maestra, base de los guerrilleros.

La urbe también está muy ligada a la trayectoria histórica de Castro porque en ella está ubicado el cuartel Moncada, cuyo ataque fallido marca el inicio de su insurrección y donde ofreció su ahora famoso alegato de defensa conocido como "La historia me absolverá", en el que expuso su programa de lucha. La urna de cedro que contiene las cenizas del comandante en jefe recorrerá las principales avenidas de la capital oriental, también llamada "Cuna de la Revolución", hasta llegar al Moncada, convertido en una ciudad escolar.

El último adiós. Desde allí, los restos se trasladarán en la tarde a la plaza Antonio Maceo, donde se celebrará un último acto masivo de despedida, con la presencia de delegaciones internacionales. Esta concluirá con las palabras del hermano menor del líder, el actual presidente cubano Raúl Castro. A las 07:00 (hora cubana y peruana) del domingo, las cenizas recorrerán una última vez la ciudad y en una ceremonia íntima, a la que no se prevé acceso a los medios, serán inhumadas en el cementerio Santa Ifigenia, donde descansará junto al Héroe Nacional cubano, José Martí.

(Con información de EFE)

Sepa más: