El 2017 fue el año con más pérdidas económicas por fenómenos climáticos

Los últimos tres años se registraron como los más cálidos jamás registrados, de acuerdo un informe publicado por el Día Meteorológico Mundial.
En África, la sequía está exacerbando la pobreza y agravando la presión migratoria; mientras en la India, las inundaciones provocaron el desarraigo de millones de personas. | Fuente: AFP

El estado del clima mundial está en rojo. El 2017 se registró como el año más cálido descontando la influencia del fenómeno El Niño, según la Declaración de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Además, numerosos desastres y eventos climáticos contribuyeron a que el 2017 fuese el año en que se documentase el mayor número de pérdidas económicas.

El año pasado se registraron temperaturas medias mundiales de alrededor de 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales. Un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que un aumento de 1°C de la temperatura podría reducir considerablemente las tasas de crecimiento económico en muchos países de bajos ingresos.

Precisamente, el 60% de la población mundial vive en países cuyas economías se prevé sufrirán significativamente los efectos de un aumento de temperatura.

Por mencionar un caso, la OMM evaluó el total de pérdidas por desastres provocados por fenómenos climáticos el año pasado en 320 000 millones de dólares solamente en los Estados Unidos.

Indicadores de riesgo

El informe de la OMM, publicado para el Día Meteorológico Mundial, señala que entre el 2013 y el 2017 fue el quinquenio más cálido registrado.

La concentración de gases de efecto invernadero sigue creciendo. El nivel del mar también sigue aumentando, mientras el hielo del mar ártico y antártico estuvo muy por debajo de la media.

La temperatura en la superficie del mar a escala mundial en 2017 fue la tercera jamás registrada y el contenido calorífico de los océanos alcanzó niveles sin precedentes el año pasado.

El riesgo general de contraer enfermedades relacionadas con el calor o de fallecer como consecuencia del calor ha aumentado de forma constante desde 1980, y actualmente cerca del 30 % de la población mundial vive en condiciones climáticas capaces de generar temperaturas potencialmente letales al menos 20 días al año, según la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué opinas?