Estado Islámico asegura haber matado a más de 25 talibanes
El Estado Islámico ha reivindicado una serie de atentados en Jalalabad. | Fuente: Europa Press

El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado una serie de atentados perpetrados este fin de semana en la ciudad de Jalalabad, en Afganistán, en los que habrían muerto "más de 25 talibanes", según la organización.

En concreto, informó de "tres ataques con bomba" realizados por separado contra tres "vehículos talibán" en Jalalabad, dos el sábado y uno el domingo, según recoge la agencia de noticias Amaq, afín al Estado Islámico, a través de Telegram.

La prensa afgana informó de un atentado contra un camión de transporte de milicianos talibanes el sábado en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, en el este del país. Varias personas habrían resultado heridas.

Además, el sábado murieron tres personas en una serie de atentados con bomba perpetrados en esa misma región, en los que son ya los primeros atentados mortales perpetrados desde que las fuerzas estadounidenses terminaron su evacuación, el 31 de agosto.

Estado Islámico "no es peligroso"

Los talibanes no han dado cifras concretas de víctimas sobre estos incidentes, que confirman la presencia arraigada de Estado Islámico en Nangarhar, una provincia fronteriza con Pakistán.

Este mismo lunes, el portavoz principal de los talibanes, Zabihulá Muyahid, aseguró que el Estado Islámico no supone una amenaza y que tienen capacidad para reprimir a este grupo. "El Daesh (Estado Islámico) no es peligroso porque su idea es rechazada por la gente y no hay ningún afgano que lo apoye", afirmó en declaraciones recogidas por Tolo News.

Los talibanes se hicieron con el poder en Afganistán a mediados de agosto tras entrar en Kabul poco después de la huida del país del entonces presidente, Ashraf Ghani, y tras la retirada de las tropas internacionales del país asiático.

El Estado Islámico considera a los talibanes unos traidores a la ortodoxia de la 'sharia' o ley islámica y defienden una interpretación mucho más dura.

(Europa Press)