Donald Trump prometió en su campaña trasladar la embajada de EE.UU. a Jerusalén. | Fuente: AFP

Estados Unidos trasladó este lunes su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, cumpliendo el anuncio de Donald Trump en diciembre de 2017, en el que reconoció a esa ciudad como la capital de Israel.

Las protestas en la Franja de Gaza no se hicieron esperar y el Gobierno de Palestina ya contó 52 muertos a causa de fuego israelí. Turquía ha dicho que Estados Unidos e Israel comparten la responsabilidad por estos hechos. Varios países, entre ellos Reino Unido, Francia y Rusia, reprobaron la apertura de la embajada estadounidense en Jerusalén, cuyo traslado fue rechazado por 128 de los 193 países miembros de la ONU.

¿Por qué el gesto administrativo estadounidense ha degenerado de esta forma?

Israel aún mantiene un conflicto con Palestina que se arrastra desde 1947. Ese año, el territorio que estaba bajo control británico se debió dividir en tres partes, acorde a una resolución de las Naciones Unidas: un Estado judío, un Estado árabe y un área bajo control internacional. El plan fue aceptado por los sionistas, pero rechazado por los líderes árabes.

Los británicos se fueron en 1948 y se desató la primera guerra árabe-israelí. Se creó el Estado de Israel en 1948 e hizo a Jerusalén Oeste su capital.

“La ONU dijo que la vieja Jerusalén, por su misma naturaleza, debía tener estatus internacional y que ningún estado deba tener soberanía de ella. Israel se negó y en 1980 decidieron que era única e indivisible”, indicó a RPP el internacionalista Miguel Ángel Rodríguez.

El internacionalista Miguel Ángel Rodríguez en RPP. | Fuente: RPP

Jerusalén Este quedó bajo control de Jordania. Israel anexionó Jerusalén Este durante la Guerra de los Seis Días en 1967 y aprobó en 1980 el estatus de Jerusalén como capital “eterna e indivisible” de Israel.

Jerusalén, una ciudad importante para tres religiones

Jerusalén es la capital histórica para los judíos desde hace más de 3 mil años. Se trató de la antigua capital del reino del rey David (siglo X a.C.). Los palestinos, que son casi un tercio de la población de la ciudad, reivindican a Jerusalén como la capital al Estado al que aspiran.

Fuera de lo político, Jerusalén alberga los más altos lugares santos del cristianismo y del judaísmo, además de ser importante para el islam.

Las protestas contra Estados Unidos e Israel también se realizaron en Jordania. | Fuente: EFE

¿Qué dice la comunidad internacional?

El 20 de agosto de 1980 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas publicó la resolución 478, que condenó la ley israelí que definía a Jerusalén como la “única y completa” capital, lo que fue considerado como un intento de anexión de Jerusalén Este, en disputa con Palestina.

La resolución pidió que los países miembros saquen sus misiones diplomáticas de la ciudad, lo que provocó que la mayoría se mude a Tel Aviv. Ninguna embajada extranjera se quedó en Jerusalén, hasta que Estados Unidos decidió trasladarse de vuelta. Esto, a pedido de Donald Trump, pero apoyado en una ley que ya tiene más de dos décadas.

En 1995, el Congreso estadounidense adoptó el Jerusalem Embassy Act que pidió al Gobierno trasladar la embajada. "La ciudad de Jerusalén es desde 1950 la capital del Estado de Israel", dice el texto.

La ley es vinculante para el gobierno estadounidense. Pero una cláusula permitió a los presidentes aplazar su aplicación durante seis meses en virtud de "intereses de seguridad nacional". Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama accionaron sistemáticamente la cláusula cada seis meses.

Donald Trump, cumpliendo una de sus promesas de campaña, ordenó el traslado de la embajada. El internacionalista Gabriel Ben-Tasgal dijo en RPP que su decisión responde a su manera de ver el mundo.

“Él (Trump) considera que debe defender a sus aliados como Arabia Saudita e Israel. Él diferencia al mundo entre buenos y malos. Entre los malos se encuentran para él los palestinos y los iraníes”, explicó.

Las posibles consecuencias

Las protestas de palestinos fueron acalladas con violencia. Su Gobierno contó al menos 41 muertos en la Franja de Gaza este lunes. ¿El traslado traerá más violencia en un área ya tan conflictiva?

“He estado en Jerusalén cuando estudié el conflicto. He estado en la cancha y lo que hubo esa época se volvió a repetir. Es una acción represiva por parte de Israel que tiene el espaldarazo de Estados Unidos frente a un pueblo palestino que está buscando el retorno de terrenos ocupados por la guerra de 1967”, dijo el internacionalista Rodriguez.

“Con esa decisión Israel se estaría comiendo la capital de Palestina (Jerusalén Este). Esto va a generar un problema terrible. Los 56 países musulmanes no van a aceptar esto bajo ningún concepto. Muchos europeos e incluso El Vaticano están en contra de esto”, explicó a RPP Yassin Kaoud, expresidente de la Federación Palestina en el Perú en diciembre, cuando se anunció el traslado de la embajada.

Ben-Tasgal cree que aunque la medida estadounidense pueda provocar cólera en el mundo árabe, Palestina igual no recibirá ayuda.

“El mundo árabe no apoya actualmente a los palestinos. Medio Oriente vive una guerra religiosa entre chiitas y sunitas (vertientes del islam). Los sunitas como Arabia Saudita y Egipto ven a los palestinos como un problema”, dijo.

0 Comentarios
¿Qué opinas?