El Mar Muerto es la primera “catástrofe natural” provocada por el hombre, según estudio

Un grupo de científicos descubrieron que el primer cambio climático de origen humano se desató hace 11.500 años.
Una foto aérea de los hoyos de sal formados cerca del Mar Muerto. | Fuente: AFP

(Agencia N+1 / Beatriz de Vera). Un equipo de científicos de la Universidad de Tel Aviv (Israel) ha fechado la primera "catástrofe ambiental causada por el hombre": la erosión en el Mar Muerto, hace más de 11 mil años. Este lago se encuentra a unos 80 kilómetros al este del Mediterráneo, ubicado entre Israel, Jordania y los Territorios Palestinos.

Su cuenca está situada a más de 400 metros bajo el nivel del mar, con lo que ostenta el título de la zona más hundida de la superficie de la Tierra. Sus aguas entre seis a diez veces más saladas que las de cualquier océano y en ellas solo pueden sobrevivir unos pocos tipos de microorganismos.

Explicación. La investigación, publicada en Global and Planetary Change, analizó muestras del lago salino y concluyó que su erosión no se puede explicar por procesos naturales, ya que resulta incompatible con los acontecimientos tectónicos y climáticos conocidos durante ese periodo. El fenómeno, según estos investigadores, se produjo durante la revolución neolítica, con el crecimiento vertiginoso de la población humana en el planeta, la expansión de la agricultura y el pastoreo, procesos que intensificaron la erosión de la superficie y aumentaron la sedimentación.

El equipo sugiere que la erosión se facilitó a medida que la vegetación natural fue arrancada y reemplazada por cultivos, y el pastoreo de animales propició la deforestación de las plantas y pastos naturales. Encontraron que, aproximadamente, 4 veces más sedimento fino se acumulaba en la zona durante las inundaciones estacionales que en milenios anteriores, lo que coincide con el asentamiento humano más temprano en la región.

Avances en geología. La investigación forma parte del proyecto Dead Sea Deep Drilling (Perforación profunda del Mar Muerto, en inglés), que consiste en taladrar los sedimentos enterrados a unos 450 metros de profundidad, y que han permitido a expertos de todo el mundo reconstruir los procesos geológicos de la zona en los últimos 220 mil años.

Desde hace décadas, los grupos de investigación han estado instando a la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (IUGS) a considerar el establecimiento de una nueva época geológica de influencia humana. Con este fin, los científicos deben confirmar que el impacto geológico es global y suficientemente significativo como para ser claramente definido en un futuro registro geológico.

Mujeres palestinas toman un baño en el Mar Muerto | Fuente: AFP
Formaciones de sal en el Mar Muerto. | Fuente: AFP
Sepa más:
¿Qué opinas?