Imagen referencial
EFE

El servicio secreto Shabak y el Ejército israelíes han desarticulado un comando del movimiento islamista Hamás en la parte este de Jerusalén que planeaba realizar ataques suicidas dentro de Israel, según un comunicado oficial difundido hoy.

Los organismos de seguridad israelíes "han desvelado y capturado un amplio círculo (de militantes) en la zona de Abu Dis (localidad de Jerusalén este) que operaba bajo la dirección y el mando de Hamás en la franja de Gaza y planeaba llevar a cabo ataques suicidas en Israel", dice el comunicado.

En él se agrega que hasta ahora han sido detenidos 25 palestinos, la mayoría estudiantes en la universidad de Abu Dis de distintas procedencias.

"La investigación ha revelado que el comando estaba encabezado por Ahmed Jamal Musa Azam, de 24 años y (natural) de Yasuf, (en el distrito de) Qalkilia", señala la nota, en la que se precisa que el sospechoso "fue reclutado por hombres de Hamás en Gaza".

Los agentes han descubierto "un apartamento alquilado por Ahmed Azam" en Abu Dis en el que había "un laboratorio de explosivos" en el que "se podían fabricar grandes cantidades de distintos tipos de explosivos y artefactos".

El comunicado atribuye tendencias salafistas a una parte de los miembros del comando, que se extendía por el distrito de Belén, de donde eran algunos de sus activistas.

En esta coyuntura, Israel vuelve a acusar a Hamás de querer "capitalizar y explotar la actual situación de la seguridad para alentar ataques terroristas" en Israel y en Cisjordania, donde desde octubre se vive una ola de violencia en la que han muerto 130 palestinos (más de la mitad atacantes o supuestos atacantes de israelíes), 18 israelíes y 3 extranjeros.

La semana pasada, durante varias manifestaciones en Gaza con motivo del 28 aniversario de la creación del movimiento, líderes de Hamás instaron a la población palestina de Cisjordania a retomar la "lucha armada" contra Israel y lanzar una tercera intifada.

Asimismo, el diario israelí Yediot Aharonot informó hace unos días de que Hamás trataba de volver a los ataques suicidas, típicos de la segunda intifada (2000-2005), en base al testimonio de una alta fuente de la seguridad palestina en Cisjordania.

"El descubrimiento de este círculo terrorista en este momento ha impedido ataques con numerosas víctimas contra civiles israelíes y una escalada en la situación de seguridad", concluye el comunicado israelí.

EFE