Ilustración de una aptornis | Fuente: WikiCommons / Nobu Tamura

Los antepasados de una misteriosa ave gigante neozelandesa, la extinta aptornis, llegaron volando al país oceánico desde la isla de Madagascar y África continental hace más de 19 millones de años, según un estudio. La investigación genética emparenta a los aptornis con las “Genus sarothrura”, unos pajaritos de 25 gramos de peso, según un estudio conjunto de la Universidad de Adelaida y otras instituciones neozelandesas, estadounidenses y australianas.

“La cercanía de la relación sugiere de forma consistente que los antepasados de los aptornis podrían haber volado a Nueva Zelanda después de que ésta físicamente se aislara”, añade el estudio publicado en la revista Diversity. En la investigación se analizaron datos genéticos de dos especies de los aptornis, unas aves omnívoras no voladoras endémicas con un peso de 19 kilos y unos 80 centímetros de altura, que habitaron la isla Sur y la isla Norte de Nueva Zelanda.

Extinción

Los aptornis se extinguieron con la llegada de los primeros maoríes a Nueva Zelanda, alrededor del siglo XI. Si no se hubieran extinguido, serían las aves vivas más grandes" de Nueva Zelanda, señala Alexander Boast, autor del estudio, en un comunicado emitido por la Universidad de Adelaida, que lideró los trabajos. Trevor Worthy, paleontólogo de la Universidad de Flinders, quien participó en la investigación, explicó que los aptornis poblaron Nueva Zelanda desde hace por lo menos 19 millones de años, según los fósiles de este animal extinto encontrados en la isla Sur.

Restos de un aptornis | Fuente: EFE

“La pregunta clave es si éstos han estado presentes desde que Nueva Zelanda se separó de otros fragmentos del supercontinente Gondwana o si los ancestros volaron a Nueva Zelanda desde algún otro lugar más tarde”, comentó Worthy. Este estudio sobre los aptornis refleja la estrecha relación entre los pájaros de Nueva Zelanda y África que se documentó en otro estudio de la Universidad de Adelaida realizado en 2014 sobre el nexo entre el kiwi neozelandés y las también extintas epiornítidos (aepyornithidae), conocidas como aves elefante, agregó el comunicado.

Migración intercontinental

“Es posible que la migración antigua de aves entre Madagascar y Nueva Zelanda se haya dado por la Antártida”, comentó el coautor del estudio Kieren Mitchell, quien realiza estudios doctorales en la Universidad de Adelaida, al recordar que algunas regiones costeras del continente tenían bosques y no estaban cubiertas de hielo hace 30 millones de años.

Se cree que la especie de los aptornis de la Isla Norte evolucionaron a partir de sus homólogos de la Isla Sur. “Sabemos que las islas Norte y Sur estaban unidas por un estrecho pedazo de tierra hace dos millones de años. Los aptornis probablemente se desarrollaron en la isla Sur y después caminaron por este puente terrestre a la isla Norte”, señaló Paul Scofield, experto en Historia Natural del Museo de Caterbury.

EFE

¿Qué opinas?