Sergey Prokudin-Gorsky (1863-1944) fue un reconocido fotógrafo ruso que saltó a la fama a inicios del siglo XX gracias a un retrato que hizo a color de Leo Tolstoy, uno de los escritores más importantes del mundo.

Fue esta fama la que lo llevó, en 1909, a conocer al zar Nicolás II. El encuentro de Sergey con el zar y su familia marcó su vida para siempre. Y es que el zar le proporcionó toda la financiación para que lleve a cabo lo que más tarde describiría como el trabajo de su vida.

La cúspide de la trayectoria profesional de Sergey llegó cuando logró documentar, con fotografías a colores, la enorme diversidad de historia, cultura y avances de Rusia antes de su revolución, que llevó a la creación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia en 1917.

En la siguiente galería fotográfica de arriba, que recogimos del portal Mashable, te mostramos cómo era Rusia entre los años 1907 y 1915.


Sepa más: