Vladimir Putin
Putín declinó declarar sobre si piensa postular a la reelección en 2018. | Fuente: EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó hoy de "hombre decente" a su homólogo estadounidense, Barack Obama, por reconocer los errores cometidos durante la intervención militar en Libia.

"En primer lugar, esto demuestra una vez más que el actual presidente de EEUU es un hombre decente. Reconocer los errores "no es algo sencillo", dijo Putin durante su tradicional "Línea directa" en la que respondió en directo a las preguntas de sus conciudadanos.

Putin, que ha tenido siempre una tensa relación con Obama, dijo: "Barack, cuando era senador, criticó las acciones de la entonces administración norteamericana en Irak. Lamentablemente, siendo presidente él cometió los mismos errores en Libia".

Por ello, agregó, "es acertado y está muy bien que mi colega tenga el coraje de hacer tal declaración. No todos pueden hacerlo. Esto solo puede hacerlo alguien que sea fuerte", dijo.

| Fuente: EFE

Hace unos días, Obama admitió en una entrevista que se equivocó al no pensar detenidamente en el futuro de Libia tras la intervención de 2011 que desembocó en el derrocamiento del dictador libio, Muamar al Gadafi.

Sobre las elecciones presidenciales en Estados Unidos

En cuanto a sus preferencias sobre el futuro presidente de EEUU, carrera en la que parecen partir como favoritos Hillary Clinton y Donald Trump, Putin optó por no mostrar predilección por ninguno de los candidatos.

Aunque anteriormente no dudó en alabar a Trump como un "hombre brillante", en esta ocasión aseguró que el problema en las relaciones ruso-estadounidenses no está en los nombres sino en las ansias de "exclusividad" y las "ambiciones imperialistas" de Estados Unidos.

Finalmente, destacó que en los últimos tiempos ambos países han llegado a cooperar "estrechamente" y han logrado "buenos resultados" en la lucha contra el terrorismo, el acuerdo nuclear con Irán, la retirada de las armas químicas de Siria o la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva.

EFE