Entre los muertos, hay 28 civiles, denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. | Fuente: EFE

Al menos 54 personas, entre ellas 28 civiles, han muerto en bombardeos de aviones militares contra una zona controlada por el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en el este de la provincia de Deir al Zur, en el noreste de Siria.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que los civiles fallecidos eran, en su mayoría, refugiados iraquíes que huyeron a esa zona fronteriza con Irak, mientras que el resto eran yihadistas en las filas de ISIS, de nacionalidades siria e iraquí.

Los ataques tuvieron como blanco una concentración de civiles en una fábrica de hielo ubicada entre las localidades de Al Susa y Al Baguz al Fuqani, ambas situadas en el este de Deir al Zur y bajo control de los yihadistas, según la fuente.

La ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, advirtió de que el número de muertos podría aumentar debido a las decenas de personas que han sufrido heridas por los ataques, algunos de ellas de gravedad.

El Observatorio no ha precisado si los aparatos militares que lanzaron los ataques pertenecen a la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, o a las fuerzas iraquíes.

Hasta el momento, ni la alianza ni las fuerzas de Bagdad, que luchan contra los extremistas en esa zona fronteriza a Irak, han realizado comentarios ante esta información. (EFE)


0 Comentarios
¿Qué opinas?