Imagen referencial | Fuente: Reuters

Un grupo de hombres armados irrumpió hoy a tiros en una universidad del norte de Pakistán, en un asalto en el que han resultado heridas al menos 20 personas, entre ellas cuatro guardias de seguridad, informaron a Efe fuentes oficiales. La cadena internacional CNN confirmó minutos más tarde la muerte de 7 personas producto del ataque en la casa de estudios.

"Cuatro terroristas entraron en la universidad y abrieron fuego. El enfrentamiento aún continúa. Las fuerzas de seguridad han acordonado el área", declaró un oficial de la Policía provincial, Mian Saeed.

El ataque comenzó hacia las 9.30, hora local (4.30 GMT), en la Universidad Bacha Khan en la localidad de Charsadda, en la convulsa provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

Un portavoz de un hospital de Charsadda al que fueron trasladados los heridos, Muhammad Hussain, indicó a Efe que han recibido "por el momento cinco heridos" y detalló que uno de ellos se encuentra "en estado crítico".

El vicerrector de la universidad, Fazal Raheem, explicó al canal de televisión estatal Pakistán Tv que cuatro de los heridos eran guardias de seguridad y que ningún profesor o estudiante del centro educativo, donde se encontraban unas 3.000 personas, había resultado muerto o herido.

Sin embargo, uno de los profesores universitarios indicó a medios locales que uno de sus colegas murió tiroteado, un extremo que no ha sido confirmado por la Policía.

"Había más de 600 invitados para una charla poética. El profesor del Departamento de Química Hamid fue asesinado delante de mí. Los terroristas entraron en la habitación en la que estábamos. Me apresuré al baño. A él le mataron, yo sobreviví", relató al canal estatal el docente, que no fue identificado.

Charsadda está localizada a unos 40 kilómetros de la capital provincial, Peshawar, donde en diciembre de 2014 el principal grupo talibán paquistaní, el TTP, lanzó un ataque contra una escuela que causó 151 muertos, entre ellos 125 niños.

La provincia es fronteriza con la región de Khyber, donde en octubre de 2014 el Ejército paquistaní inició una ofensiva contra los insurgentes que se sumó a otra lanzada en junio de ese año en el área tribal de Waziristán del Norte.

Los talibanes dijeron entonces que el ataque a la escuela fue una venganza por esas operaciones, en las que han muerto al menos 3.500 insurgentes y 488 miembros de las fuerzas de seguridad paquistaníes, según datos oficiales.

EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?