La explosión se registró frente a un complejo de viviendas para miembros de la judicatura y las primeras fotografías difundidas por la prensa turca mostraban un edificio del que la explosión había arrancado gran parte de la fachada, lo que hacía temer un saldo de víctimas importante. | Fuente: EFE

Al menos una persona ha muerto y otras quince han resultado heridas por la explosión causada por un coche bomba en la ciudad de Viransehir, en el sureste de Turquía.

El gobernador de la provincia de Sanliurfa, Güngör Azim Tuna, confirmó al diario Habertürk que la explosión, que tuvo lugar a las 17.45 GMT, fue causada por un coche bomba y que al menos una persona, un niño, perdió la vida.

Horas más tarde, el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, insinuó que detrás del atentado estaría el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda.

"No se preocupen, cumpliremos con nuestra palabra hasta el final y el PKK será borrado de las tierras de este país", prometió el ministro, tras dar el pésame por el niño fallecido.

Viransehir, situada a unos 80 kilómetros al este de la capital provincial, se ubica a tan sólo 20 kilómetros de la provincia vecina de Mardin, escenario habitual de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y el PKK. (EFE)

Un gran número de ambulancias acudió al lugar y se movilizaron los servicios de salud de la provincia para atender a los heridos.
Un gran número de ambulancias acudió al lugar y se movilizaron los servicios de salud de la provincia para atender a los heridos. | Fuente: EFE
Sepa más: