Lech Walesa y Óscar Arias llegan a Venezuela para apoyar a la oposición

Los exmandatarios, ambos premios Nobel de la Paz, criticaron el encarcelamiento de dirigentes políticos y consideraron que es propio de gobiernos autoritarios y no de democracias.
Arias y Walesa llegaron a Caracas junto a Nontombi Naomi Tuu, hija del obispo sudafricano y también Nobel de la Paz Desmond Tutu. | Fuente: EFE

Los expresidentes de Costa Rica Óscar Arias y de Polonia Lech Walesa, ganadores ambos del premio Nobel de la Paz, criticaron el encarcelamiento de dirigentes políticos en Venezuela y consideraron que es propio de gobiernos autoritarios y no de democracias.

Arias y Walesa llegaron ayer a Caracas junto a Nontombi Naomi Tuu, hija del obispo sudafricano y también Nobel de la Paz Desmond Tutu, para prestar su apoyo a los opositores venezolanos encarcelados y participar en una sesión especial del Parlamento cuando se cumplen dos años de la detención de Leopoldo López.

"Llevar gente a prisión es propio de gobiernos autoritarios, totalitarios y no de democracias. En Venezuela están irrespetando los derechos humanos, porque los que opinan distinto son penados con cárcel y eso es inaceptable", dijo Arias a su llegada al aeropuerto de Maiquetía que sirve a Caracas.

El costarricense vio con simpatía que en el Parlamento, de mayoría opositora, existan votos para aprobar la ley de amnistía y "sacar a los presos políticos".

Por su parte, Walesa dijo que "viene a Venezuela a aportar experiencias sobre la lucha por las libertades que pueden ser útiles a los venezolanos en este importante momento de cambio".

El antiguo sindicalista y presidente polaco señaló que la "voluntad popular" y el deseo de "cambio" expresado en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre deben respetarse.

"No puede haber prisioneros por razones políticas en un país democrático, yo sufrí esto en mi país y comprendo lo que ustedes están sufriendo hoy en Venezuela", aseguró.

Naomi Tutu consideró que "un país que tiene presa a una persona por disentir, no es un país demócrata".

EFE

¿Qué opinas?