Alicia Keys presenta en España su "mejor" disco, "The element of freedom"

Al igual que en sus trabajos anteriores, la cantante transita por parajes emotivos y sentimentales
Foto: Difusi
Aupada a los altares por el público y la industria discográfica, la cantante Alicia Keys no se duerme en los laureles y experimenta con "nuevos sonidos" y "estructuras musicales" en su cuarto disco de estudio, "The element of freedom", que hoy presentó en Madrid como "el mejor" de su carrera.  

"Creo que he evolucionado y madurado mucho con este disco", señaló la artista en un encuentro con varios periodistas, acerca de un álbum que versa sobre "el crecimiento de las personas".

"Cada día que pasa te vuelves más fuerte, y eso es lo que he tratado de expresar con estas canciones", puntualizó.   El contraste de sensaciones define el último trabajo de Alicia Keys, que se muestra reservada, incluso tímida por momentos, en un álbum cuyas dieciséis composiciones desprenden calidez y cercanía.  

"Muchas personas me han dicho que parezco más contenida, y es muy curioso porque algunas de las canciones de este disco son las más difíciles que haya tenido que cantar", explicó la intérprete, que esta noche desgranará parte del contenido de "The element of freedom" (Sony) en un concierto que se celebrará en el madrileño Teatro Real.  

La vocalista considera que ha aprendido a "controlar mejor la voz" y a no cantar con "un estilo único". "Antes, en ocasiones, la voz se me iba de las manos", confesó Keys, que a lo largo de su trayectoria ha vendido más de treinta millones de discos.  

En su nuevo álbum, la artista añade arreglos electrónicos y trazos de hip hop elegante a su conocida mezcla de neo-soul, rhythm & blues y pop. "No me gusta etiquetar la música y encasillarme en una serie de estilos, pero agradezco que la gente vea que mis canciones tienen sonidos distintos, porque eso significa que lo estoy haciendo bien", aseveró.  

Al igual que en sus trabajos anteriores, Alicia Keys transita por parajes emotivos y sentimentales en "The element of freedom". "Son aspectos que siempre están presentes en todas las personas, y no me asusta volverme repetitiva porque cuando te enamoras, aunque no sea la primera vez, siempre experimentas nuevas sensaciones", explicó la vocalista, nacida en Nueva York.  

El single "Doesn"t mean a thing", "Wait til you see my smile", o "Like the sea" son algunas de las composiciones incluidas en el cuarto disco de estudio de Keys, que contó con la colaboración de Beyoncé en la chispeante "Put it in a love song".  

Si entre artistas invitados anda el juego, Keys no olvida su presencia en la canción "Looking for paradise", perteneciente al último disco de Alejandro Sanz. "La grabamos en el barco de un amigo común a las tres de la madrugada, mientras surcábamos el mar, y fue un momento maravilloso", afirmó Alicia Keys.  

La artista asegura que su estilo, tan personal e identificable, "nunca" le supondrá "un obstáculo" a la hora de enfrentarse a nuevos retos musicales. "Las cosas que siento y que trato de transmitir se pueden contar de muchas maneras distintas y, de hecho, creo que he seguido evolucionando", señaló la artista, que saltó a la fama en 2001 con su aplaudido debut discográfico, "Songs in a minor".  

Acerca de su talento musical, Keys asegura que le queda "mucho" por mejorar. "No se trata sólo de atacar diferentes estilos, sino también de tocar otros instrumentos o explotar mi lado creativo a nivel de cine o teatro", asegura esta mujer que, entre otros reconocimientos, acumula doce premios Grammy.  

Sin embargo, y por primera vez desde que se dedica a la música desde un punto de vista profesional, Keys no ha accedido con su último trabajo al primer puesto de las listas de ventas en Estados Unidos. "Es sólo una curiosidad, y me basta con saber que mi nuevo bebé se está vendiendo bien", sentencia.  

EFE