Bon Jovi se presentó en el Estadio Nacional ante más de 40 mil personas. | Fuente: AFP | Fotógrafo: MAURO PIMENTEL

El rock está más vigente que nunca y Bon Jovi lo demostró. La banda estadounidense se presentó en el Estadio Nacional ante más de 40 mil personas que gritaban y coreaban todas las caciones del repertorio.

Bon Jovi, al igual que otras bandas icónicas como Iron Maiden, Kiss o The Rolling Stones, congrega a cerca de tres generaciones en sus conciertos. Es decir, en los repertorios de la banda es normal ver a abuelos, hijos y nietos disfrutar de temas como "Livin' on prayer" o "Bad Medicine".

La noche del martes 2 de octubre registraba una temperatura de 16 grados centígrados, pero en el campo y las tribunas del Estadio Nacional, los asistentes deliraban por una 'fiebre' llamada Bon Jovi que inció la velada musical con las canciones "This House Is Not for Sale", "Born to Be My Baby" y "Lost Highway".

Aunque el público se mostró muy eufórico por la mítica agrupación desde la primera canción, no fue hasta que sonaron los primeros acordes de "You Give Love a Bad Name" para que el Nacional entre en éxtasis total.

Bon Jovi regaló a sus fanáticos peruanos una noche cargada de rock, debido a que dejó de lado sus temas en versión balada, como es el caso de "Always" ─uno de los temas más pedidos de la noche, pero no formó parte del repertorio─.

Los temas "Roller Coaster", "We Weren't Born to Follow", "Blood on blood", "In these arms" ─interpretado por el reconocido tecladista de la agrupación, David Bryan─, "We got it goin' on" y "Keep the Faith" fueron coreados y muy aplaudidos por los asistentes de todas las edades.

Sin embargo, una vez más los fieles seguidores presentes en el Estadio Nacional estallaron de euforia cuando el sonido de la batería marcó el inicio de "It's my life". Luego, los asistentes tomaron protagonismo en "Lay your hands on me", ya que Jon Bon Jovi hizo que el público cante a viva voz el coro de la canción.

El concierto continuó con "We Don't Run", "Wanted Dead or Alive" y "Bad Medicine", con este último tema el público volvió a la euforia colectiva y el repertorio parecía que llegaba a su fin. Incluso, Jon Bon Jovi y compañía salieron del escenario. Pero el público no dejaba de aclamar su regreso.

Las plegarias fueron escuchadas y la agrupación volvió a la tarima para interpretar dos últimas canciones, primero tocaron "I'll Be There for You" ─ el único tema en balada que tocaron en su paso por Lima─ y cerraron con broche de oro con "Livin' On a Prayer".

No se sabe cuántos años más esperarán los fieles seguidores peruanos de Bon Jovi para ver al cantante en el país, pero la banda demostró en el Estadio Nacional que el rock se mantiene vigente pese al paso de los años y los nuevos géneros musicales.

¿Qué opinas?