¿Se acabó el ´boom´ de conciertos?: empresarios hacen balance del 2012

Megaeventos como el de Lady Gaga no congregaron el público esperado, mientras que el show del grupo surcoreano Big Bang fue la sorpresa.
EFE

El año que acabó no fue precisamente  bueno para las productoras de conciertos. Los eventos musicales realizados en nuestro país se caracterizaron por la escaza asistencia del público, en general, causado por el alto precio de las entradas, la falta de recintos en distritos céntricos, y, una saturación en el mercado.

“Lima está un poco saturada. A menos que traigan un artista muy grande, la gente se está aguantando, y se está aguantando porque ya tuvo mucho. En cinco meses han venido lo que debió haber venido en tres años”, señaló a RPP Noticias el empresario Alejandro González, de Kandavu Producciones.

Las cifras señalan que la asistencia del público disminuyó en un 40%, a comparación al 2011. El costo para implementar un concierto sigue siendo caro, pues Lima no tiene un espacio adecuado para realizar conciertos, como sucede en otros países. A eso, sumarle la competencia directa que ahora significan los paquetes de viaje de vacaciones.

“Los viajes se han convertido en un rubro muy importante y de gran competencia. ¿Qué característica comparte un viaje y un concierto? Que es una experiencia única e irrepetible. Ahora incluso existen paquetes de viajes que incluyen conciertos de artistas que no llegan a presentarse en el Perú”, explicó Jorge Fernández, de Pro Art, a RPP Noticias.

LA BURBUJA LADY GAGA
A pesar de haber sido muy promocionado, el concierto de Lady Gaga en Lima fue un “fracaso”, según los empresarios locales. El evento que esperaba a 50 mil personas, pero solo alcanzó 19 mil, fue traicionado por la corta trayectoria de la artista.

“Lady Gaga es un fenómeno masivo en todo el mundo, pero es una artista de tres discos, que no logra expectativa para seguir en crecimiento”, indicó a RPP Noticias Christian Fernández, de Fénix Entertainment.

Además, según Alejandro González, la gira de la intérprete de “Bad Romance” “caminó muy mal también en otros países, y el local donde se presentó (Estadio de San Marcos) fue un factor determinante para la poca asistencia”.

¿LA SOLUCIÓN?
Una sorpresa de este año fue la convocatoria que tuvo el show de la banda coreana Big Bang, que esperaba a 8 mil personas, pero que finalmente recibió a 14 mil, en el Jockey Club del Perú.

Según González, empresario que trajo a la agrupación de K-Pop, la solución está en identificar el público y ofrecer productos “personalizados” en eventos medianos.

“Hay nichos de mercados que no están atendidos y que pueden ser muy rentables. Hay que innovar, por ejemplos, los festivales con varios artistas también son una buena opción”, agregó.

Por: Eduardo Alcántara