Enrique Bunbury
Enrique Bunbury no piensa dar conciertos online y esperará el tiempo que sea necesaria hasta volver a pararse en un escenario. | Fuente: AFP

El mundo debe rechazar toda pretensión de imponer "normas irracionales" como parte de una "nueva normalidad" por la pandemia del coronavirus, advierte el rockero español Enrique Bunbury, quien acaba de lanzar su nuevo disco "Posible".

"El reto principal es no ceder ante el eufemismo de la nueva normalidad, ponernos firmes con respecto a que no podemos permitir que se impongan una serie de normas irracionales", dijo el músico por videollamada desde Los Ángeles, Estados Unidos.

Para Bunbury, por ejemplo, carece de sentido que las giras y los festivales musicales se realicen bajo la modalidad de "autoconciertos", transmitidos en pantallas gigantes al estilo de los autocines.

Ambas "deberán volver a la normalidad, a la que antes conocíamos", señaló el artista, de 52 años. Para eso, dice, deben resonar las voces de científicos independientes y filósofos, con la perspectiva de un "nuevo mundo" que corrija los errores del pasado.

"Tenemos que ser más reflexibles, más sensatos y sobre todo más humanos (...) Todo lo que sea alejarnos de la humanidad no tiene que entrar en los planes (...) Podemos equivocarnos, pero en nuestros genes está también el deseo de abrazarnos de nuevo", subrayó.

NO A LA "NUEVA NORMALIDAD" 

En momentos en que la COVID-19 azota a Latinoamérica y que varios países avanzan en un cauteloso desconfinamiento, Enrique Bunbury lanzó "Posible", su décimo trabajo como solista. Como a muchos, la pandemia lo obligó a aplazar los planes de promoción y giras y, ante la duda de si estrenar o no, prefirió no tenerlo "indefinidamente" guardado.

"El disco aparece en este momento en el que en algunos países se empieza a ver cierto optimismo y también cierta apertura", matizó.

El ganador de un Latin Grammy se niega rotundamente a aceptar opciones para acercar al público la música en vivo, como las presentaciones en plataformas digitales y los autoconciertos. "No me importa decirlo bien alto: no estoy dispuesto a aceptar la nueva normalidad (...) Creo que estas normas con distancia social (...), con gente siendo fumigada, en aforos con el tercio de capacidad, esas son decisiones que toma gente en despachos", señaló.

Bunbury dice que esperará el tiempo que sea necesario hasta que pueda volver a pararse en un escenario. "Esperar al 2021 pues no supone morirme de hambre, pero para otros quizá sí, entonces buscarán adaptarse a las circunstancias que sean". (AFP)