El quinto episodio de Dragon Ball Super brindó a los seguidores de la popular franquicia la oportunidad de ver todas las transformaciones de Goku.

El saiyajin quiso enfrentar a un nuevo rival: Bills, quien apareció en Dragon Ball desde la película "La batalla de los dioses", y debió llegar a su máxima transformación (hay que tomar en cuenta que Dragon Ball Super sitúa la historia mucho antes que GT): Super Saiyajin 3.

El encuentro entre el saiyajin y el Dios de la Destrucción abarcó casi todo el episodio y acabó con Goku vapuleado sin mayor problema.

TE PUEDE INTERESAR

Obra se presenta con gran éxito en festival de teatro de Fringe, en Estados Unidos.

Posted by RPP Noticias on Sábado, 8 de agosto de 2015