El mangaka Kei Aoyama, de 32 años, fue encontrado muerto en el baño de su apartamento en Tokio el 9 de octubre, informan los medios japoneses.

El artista, creado de mangas como “Yoiko no Mokushiroku”, fue hallado colgado luego de que escribiera en Twitter los pocos sueños que había logrado cumplir.

“Tengo tanto por hacer y he soñado hacer tantas cosas, pero tengo pocos “remordimientos”. Estoy contento con los 32 años que he vivido”, escribió.

Según los medios nipones, la Policía investiga el posible suicido de Aoyama, recordado por su manga “SWWEEET”. Los efectivos del orden recibieron la llamada de uno de los representantes de Kodansha quien dijo que no se podía contactar con el mangaka. De acuerdo a la investigación, Kodansha no se pudo comunicar con Aoyama desde el 6 de octubre.

LEA MÁS NOTICIAS DE ASIA POP AQUÍ