Manongo Mujica, Luis Alvarado y Luis Sandoval. Ellos presentaron el disco en un conversatorio sobre música afroperuana.

El 4 de junio Manongo Mujica y Luis Alvarado presentaron los dos primeros discos de la producción discográfica “Perspectivas de la música afroperuana” titulados “Chocolate – Peru’s Master Percussionist” y “Hechicero”, producciones que forecen grabaciones de los extraordinarios percusionistas Julio 'Chocolate' Algendones y Juan Medrano 'Cotito'.

Esta colección discográfica rescata el trabajo de diversos artistas fundamentales para la música afroperuana en el Perú. A través de la presentación de estas dos primeras entregas y las proyecciones de extractos de los documentales “Las Manos de Dios”, de Delia Ackerman y “Alma Negra”, de Roberto Bonilla, buscan acercan la música afroperuana a las generaciones más jóvenes.

Para el percusionista Manongo Mujica, los prejuicios y el racismo han tenido como consecuencia que el Perú no le dé la relevancia merecida a la música negra. “Creo que estamos en deuda con la cultura afroperuana, con lo que los afroperuanos han aportado al Perú, no solamente en el campo de la música, sino también del deporte, de la comida, de la poesía. De alguna manera por prejuicios, racismo, o por mera ignorancia o estupidez se ha desplazado a estos seres extraordinarios ─hablo de familias como los Santa Cruz o Los Campos─ y no se ha hecho nada al respecto”, explica.

Julio "Chocolate" Algendones | Fuente: Andina

MÚSICA AFROPERUANA HOY

De acuerdo con Luis Alvarado, director del sello Buh Records, este proyecto marca una nueva dinámica en torno a la música afroperuana por dos aspectos: el primero responde a la forma de circulación de los discos (en vinilo e internacionalmente) y la llegada a un público joven. “Creo que hay un trabajo intergeneracional que me parece esencial y creo que también es importante tener una mirada amplia, pero al mismo tiempo particular en lo que respecta al sonido. La idea es ver esto como una cultura viva y algo que está desarrollándose -una especie de aventura-“, comenta.

Porque sí, la música afroperuana es parte de nuestra cultura, pero no se le ha dado el espacio que se merece y este proyecto hace que la música negra “respire su tiempo” y responda a los “códigos actuales”. Así, Mujica y Alvarado buscan cambiar esta realidad, razón por la que el proyecto tiene una proyección internacional. La red de distribución se viene realizando, de varias formas, en Europa y Estados Unidos.

HABLEMOS DE CHOCOLATE

El compositor y percusionista peruano describe a Julio “Chocolate” Algedones como un genio rebelde y, al mismo tiempo, como un músico místico. Él, recuerda, tenía su propio código y su propia manera de hacer música, algo que sin duda se ha reflejado en el disco. “Sus canciones abren la puerta a espíritus, a deidades africanas. Es como una invocación, una ceremonia vital para ser escuchada, sentida y disfrutada y un homenaje a los ancestros africanos”, explica.

Y es que “Chocolate” es una especie de personaje de culto y la meta de ambos es acercarlo a la gente. “Esa facilidad que han tenido las personas para entrar al mundo de ‘Chocolate’ es una señal de que esto está tocando a la gente”, finaliza Alvarado.  

 

¿Qué opinas?