Referencial/Henry Urpeque Neciosup

Mil hectáreas de plantación agrícola resultaron afectadas por las lluvias en los distritos de Ocobamba y Ranracancha, en la provincia de Chincheros, y Kishuara y Talavera, en la provincia de Andahuaylas, región Apurímac.

Los animales como los ovinos sufren enfermedades debido a la humedad y a la falta de cobertizos.

La salud de las personas se ve mermada por el incremento de las afecciones respiratorias agudas, especialmente en niños menores de cinco años.

El caudal de los ríos aumentó amenazando con desbordarse.

Ante esta situación, Defensa Civil, Compañía de Bomberos, Defensa Nacional de la Dirección de Salud en coordinación con la Policía Nacional elaboraron un plan de contingencia ante posibles emergencias.

Lea más noticias de la región Apurímac