Bebé con esófago perforado necesita alimentación adecuada para operación

Luis Cifuentes, jefe del Servicio de Cirugía General del Instituto de Salud, dijo que el menor ´está evolucionando bien´.

Consultado sobre la situación del menor, de 9 meses, de iniciales G.D.S, quien por accidente ingirió una pila de reloj que le perforó el esófago y la tráquea, el jefe del Servicio de Cirugía General del Instituto de Salud del Niño, Luis Cifuentes, dijo que el bebé necesita recibir una alimentación adecuada –rica en proteínas, nutrientes y caloría– a fin de que goce de las condiciones óptimas para que pueda tolerar la intervención quirúrgica.

Según el experto, la operación definitiva puede ejecutarse en los próximos tres o cuatro meses; para ello es menester que la criatura aumente de peso, además que los resultados de los estudios complementarios que le realizarán sean favorables.

Cifuentes detalló a RPP TV que el menor “está evolucionando bien”, sin embargo indicó que Eldomira Sánchez, madre del pequeño, debería ir con mayor frecuencia a este  establecimiento de salud para los controles médicos.

“Esto influye en la forma de avanzar para los estudios preoperatorios para más adelante, en ver su crecimientos y que complicaciones puede tener, todo esto puede prevenir cuando  la madre viene más frecuentemente, pero por la distancia de donde viven ellos es un poco difícil”, relató.

Actualmente, el menor a raíz del accidente se alimenta a través de una sonda que tiene colocada en el abdomen.