Rosario Coronado

Como extraña calificó el titular de la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, José María Balcázar Zelada, la suspensión de los efectos de la sentencia que dispuso el Tercer Juzgado Civil de Chiclayo, tras el fallo que impuso su despacho contra el alcalde de esta provincia Roberto Torres Gonzales.

“Me acaban de notificar y mañana nos reuniremos los miembros de la Sala para analizar esta medida cautelar que me parece extraña y una total exageración”, precisó a RPP Noticias.

Del mismo modo, cuestionó que el juez  Oscar Tenorio Torres, quien emitió la resolución judicial, pretenda que se investigue a los miembros de la instancia penal, considerándolo como “mago”, porque asegura que está prejuzgando teniendo en cuenta que la acción de amparo no ha sido resuelta y la medida cautelar es transitoria.

Balcázar dijo que en este caso hay responsabilidades que delimitar, adelantando que harán prevalecer sus derechos porque el órgano superior no permitirá que bajo la apariencia de medida cautelar se pretenda dejar sin efecto una sentencia expedida con todas las garantías y la transparencia.

“Estoy preocupado porque cómo puede un juzgado civil dejar sin efecto una sentencia penal. Con ese criterio, desde mañana, los condenados acudirán al juez y amparándose de una medida cautelar quedarán libres de polvo y paja, ocasionando una gran inseguridad jurídica”, refirió. 

Puntualizó que el burgomaestre Roberto Torres Gonzáles, en su condición de sentenciado, no agotó el trámite regular y los medios impugnativos que le otorga la ley, pues el primer paso era la casación, más no el amparo, situación que califió de grave.

Como se recuerda, en la víspera, mediante Resolución N°01, el Tercer Juzgado Especializado Civil de Chiclayo dispuso la suspensión total de los efectos jurídicos de la sentencia que impuso la Segunda Sala Penal de Apelaciones del Poder Judicial contra el alcalde chiclayano por el delito de peculado doloso de uso.

Lea más noticias de la región Lambayeque