| Fuente:

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

El juego político del Ejecutivo y el de la oposición tendrán que definirse después de las elecciones del próximo 2 de octubre. ¿Cuánto está dispuesto a ceder Pedro Castillo en su intento de generar un “Consenso por el Perú”? Una indicación importante será el eventual nombramiento del próximo ministro del Interior, si, como todo hace presumir, el Congreso censura a Willy Huerta. ¿Cómo confiar en él después de las cantinflescas explicaciones sobre la remoción del coronel Harvey Colchado? El margen de acción de Castillo se ha venido estrechando, a medida que la Fiscalía avanza en las investigaciones que le conciernen. Si Castillo no es capaz de nombrar en la cartera del Interior a alguien que dé impulso a la lucha contra la corrupción y contra la inseguridad, pues se acelerará la cuenta regresiva de una nueva moción de vacancia. Y todo podría depender de la actitud de Perú Libre, que como ya vimos, votó a favor de la censura del ministro Geiner Alvarado y se abstuvo en la segunda vuelta de la elección del presidente del Congreso. Castillo dispondrá esta semana de una ocasión de lujo en la ONU para definir la posición del Perú ante fenómenos globales como el narcotráfico, el calentamiento global, el desarrollo sostenible y la reactivación económica. El Congreso por su parte celebrará esta semana el 200 aniversario de su fundación, bajo la autoridad del general San Martín, quien necesitaba la existencia de un Poder Legislativo para renunciar. Mientras Castillo y Williams definen sus próximos pasos, más de 13 mil cargos públicos serán decididos el 2 de octubre. No sabemos cuál será el nuevo mapa político de nuestras ciudades y regiones, ni qué fuerzas sabrán convencer a un electorado escéptico y desmotivado. Lo que sí sabemos es que la relación entre el Ejecutivo y el Congreso dependerá de los resultados de las investigaciones de la Fiscalía.

Las cosas como son