Referencial

El 8 de marzo se recuerda a nivel mundial el Día Internacional de la Mujer , y en este caso resulta pertinente homenajear a damas que a partir de su determinación hicieron historia en el Perú .

Uno de estos ejemplos, es la escritora Clorinda Matto de Turner, autora de la primera novela indigenista en el país “Aves sin Nido”, donde denunció el abuso de algunos sectores del clero, en contra los campesinos. Cuentan sus biógrafos que este atrevimiento,  le costó la excomunión de la Iglesia  el 11 de julio de 1891, institución que además prohibió la difusión de la obra e hizo quemar varios ejemplares públicamente.

“Aves sin Nido” cuenta la historia de dos jóvenes enamorados Margarita y Manuel, quienes no pueden contraer matrimonio, porque se les revela que son hijos de un mismo y oculto padre, el obispo Miranda Claro. El amor moralmente imposible, es el tema que servirá para presentarnos la lucha de indefensos campesinos contra la prepotencia extrema de los gamonales aliados de malos sacerdotes y jueces venales, en aquella época.

Biografía

Clorinda Matto De Turner nació el 11 de septiembre de 1852 en Cusco y murió en Buenos Aires el 25 de octubre, en 1909. Sus padres fueron Ramón Matto Torres y Grimanesa Usandivaras Gárate, quienes le bautizaron como Grimanesa Martina, que después sería cambiado por el de Clorinda.
Durante su infancia vivió entre la ciudad del Cusco y la hacienda familiar de Paullo Chico, en la provincia de Calca.

Estudió en el colegio Las Mercedes, donde se encuentra registrada como alumna becada hasta los 16 años, edad en la que dejó el colegio para dedicarse a las labores de su hogar.

En 1871 contrajo nupcias con Joseph Turner, trasladándose a Tinta, donde continuó la carrera literaria que inicio años más tarde escribiendo versos y artículos que fueron editados en publicaciones regionales como el Heraldo, El Ferrocarril, El Rodadero, El Eco de los Andes y el Mercurio.

En octubre de 1889 Clorinda Matto de Turner asumió la dirección del semanario El Perú Ilustrado la más importante publicación literaria del país en esa época, donde sufrió un fuerte revés a los pocos meses de haber llegado. El motivo fue la publicación del relato Magdala del escritor brasileño Henrique Coelho Netto (23-VIII-1890), considerado sacrílego, por esta causa, el arzobispo de Lima Manuel Antonio Bandini prohibiera bajo pena de pecado mortal la lectura, venta y difusión de El Perú Ilustrado.

Decidida a independizarse tras su accidentado paso por El Perú Ilustrado, en febrero de 1892 fundó con sus hermanos su propia imprenta, La Equitativa, donde  publicaba el periódico bisemanal  “Los Andes”, el mismo que duró solo un año. Se indica que desde este medio escrito Clorinda Matto de Turner defendió al gobierno del general Andrés A. Cáceres, con cuyo partido simpatizó.
Fue el 17 de marzo de 1895 las tropas del presidente Nicolás de Piérola ocuparon Lima, destruyendo la casa y la imprenta de los hermanos Matto.

El 25 de abril de 1895 salió de Lima y se fue al exilio a Buenos Aires, pasando por Valparaíso, Santiago de Chile y Mendoza. Se ganó la vida impartiendo clases en la Escuela Normal de Profesoras, así como en la Escuela Comercial de Mujeres, y trabajando como periodista.

Fundó la revista Búcaro Americano, en la que publicaban escritores como Ricardo Palma, Amado Nervo, Rubén Darío o Leopoldo Lugones, y colaboró en otros medios, como La Nación, El Tiempo y La Razón. Como primera mujer ingresó en el Ateneo de Buenos Aires, en 1895.

Clorinda Matto de Turner murió en Buenos Aires el 25 de octubre de 1909. Sus restos mortales fueron repatriados en 1924, a raíz de una resolución del Congreso peruano, y fueron sepultados en el cementerio Presbítero Maestro.

En diciembre del  2010 las cenizas de Clorinda Matto de Turner retornaron al Cusco, después de 100 años, gracias a la gestión de Noemí Estrada, presidenta de la Sociedad Pro Cultura, con el fin de ser enterrados en el cementerio de la Almudena.

Por: Adelayda Letona García

Lea mas noticias de la región Cusco